La evolución desfavorable tras una intervención es ajena a la praxis médica

Un paciente acudió por primera vez al hospital por una serie de dolores en la espalda que no le permitían andar con comodidad. Cuando le atendieron, comentó no haber sufrido ningún accidente ni haber realizado actos bruscos que le hubieran causado estos dolores, sino que le habían ido apareciendo poco a poco, de menos a más. Decidió ir a la primera consulta en el hospital, porque los dolores estaban siendo muy intensos e insoportables.

Sigue Leyendo

Puede romperse el nexo causal si existen intervenciones de varios médicos

En este caso se reclamaron 74.000 euros en concepto de indemnización por daños y perjuicios causados por la intervención quirúrgica realizada a una paciente, que consideraba que se le había implantado una prótesis discal de forma desviada. Tras ello se llevó a cabo una segunda intervención debido a una teórica inestabilidad generada y dos años más tarde se reintervino para extraer la prótesis y fijarla mediante una caja intersomática. La paciente alegó dolor crónico, disminución de fuerza y sensibilidad del miembro inferior, lo que le acarreaba una limitación de sus actividades diarias. Asimismo, se incluyó en la reclamación una minusvalía del 65 %, además de daños morales.

Sigue Leyendo

No garantizar el resultado de un tratamiento es clave para evitar condenas por mala praxis

Un paciente interpuso una reclamación en la que solicitó la cantidad de 18.000 € de indemnización por los perjuicios sufridos a consecuencia de una supuesta mala praxis durante una intervención de cirugía refractiva practicada en una clínica oftalmológica.

El paciente acudió a consulta para operarse del ojo izquierdo con el fin de recuperar el 80 % de visibilidad de ese ojo para, de esta forma, dejar de utilizar gafas. A pesar de lo anterior, expuso en su escrito de demanda que, tras la realización de la intervención, no había mejorado y seguía necesitando gafas.

Sigue Leyendo

Guiarse por los protocolos y trasladar correctamente la información son claves para evitar condenas por mala praxis

Una paciente acudió a la consulta de su doctor porque padecía de una serie de problemas al masticar. En la clínica le hicieron una radiografía y una ortopantomografía, con lo que se observó que los problemas al masticar se debían a una maloclusión esquelética y dentaria. Debido a un contacto irregular entre los dientes del maxilar superior e inferior, al cerrar la boca los dientes no encajaban debidamente en la mandíbula.

Sigue Leyendo