Tomás Cobo Castro, nuevo presidente de la OMC

El Dr. Tomás Cobo Castro ha sido elegido como nuevo presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) sustituyendo al Dr. Serafin Romero. El Dr. Cobo, especialista en Anestesiología y Reanimación , y colegiado del Colegio de Médicos de Cantabria, se ha convertido este sábado 27 de febrero en el nuevo presidente de la OMC.

El Dr. Cobo se ha impuesto en las eleeciones de la OMC con 23 votos

De esta forma, el Dr. Cobo se ha impuesto en las elecciones de la OMC con 23 votos al resto de candidatos: el Dr. Pablo Lázaro Ochaita, especialista en Dermatología Médico Quirúrgica y Venereología y colegiado en el Colegio de Médicos de Madrid; la Dra. Luisa María González Pérez, especialisra en Anestesiología y Reanimación colegiada del Colegio de Médicos de Madrid y actual vicepresidenta de dicho colegio, que ha obtenido 3 votos y el Dr.Serafín Romero Aguit, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, colegiado en el Colegio de Médicos de Córdoba y hasta ahora presidente de la OMC, que ha conseguido 21 votos. Además, se han registrado cuatro votos en blanco.

Asimismo, el Dr. Enrique Guilabert Pérez, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, actual presidente del Colegio de Médicos de Segovia desempeñará las labores de tesorero. Mientras que la Dra. Rosa Arroyo, especialista en Oftalmología, colegiada del Colegio de Médicos de A Coruña continuará como vicesecretaria general del Cgcom.

El Dr. Cobo apuesta por una modernización del Consejo General abogando por la vanguardia del Big Data

 Además, el Dr. Enrique Guilabert Pérez, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, colegiado y actual presidente del Colegio de Médicos de Segovia, ocupará la Tesorería. Por su parte,  la DraRosa Arroyo, especialista en Oftalmología, colegiada del Colegio de Médicos de A Coruña continuará como vicesecretaria general del Cgcom.

El Dr. Cobo apuesta por una modernización del Consejo General, abogando por la vanguardia del Big Data e impulsando una revolución digital el colectivo médico. La nueva dirección de la OMC apuesta por trabajar en la firma electrónica, que permita la identificación del médico en cualquier lugar del mundo, permitiendo certificar todos los documentos médicos.

Asimismo, el nuevo presidente de la Organización médica defiende el “Erasmus MIR”. De modo que los estudiantes tengan la oportunidad de ir a otros hospitales nos solo del ámbito nacional sino también internacionalmente. Sin embargo, para ello es necesario la aprobación del Parlamento Europeo, de hecho, según palabras del nuevo presidente, la prioridad es que el proyecto esté listo en el primer tramo de 2021

Emilio Beneytez: «El horizonte que se abre tras la pandemia es el mayor reto que afrontar»

Emilio Beneytez, Director de Desarrollo Corporativo y Gerencia de Riesgos en Uniteco, desgrana las claves del futuro de la compañía tras la pandemia y aborda las ventajas que supone para un profesional sanitario estar cubierto con Uniteco. De hecho, es la mejor manera de asegurar su nivel de vida ante cualquier imprevisto que pueda suceder, garantizando su nivel de vida ante cualquier infortunio.

¿De qué manera Uniteco ha acompañado, y lo sigue haciendo, a estos profesionales durante esta crisis?
A pesar de la irrupción de la pandemia, la protección que dotamos a nuestros clientes es una protección integral, hemos prestado una compañía constante, hemos compartido todos los problemas y temores que rondaban la cabeza de los sanitarios en los meses más duros. Esos meses, cuando la lucha era sin cuártel, cuando diariamente subían el número de contagios y de víctimas a causa de la Covid- 19. Por ello, prestamos un soporte psicológico para los profesionales que estuvieron en primera linea de batalla combatiendo contra el Sars CoV-2. De esta manera, intentar paliar las posibles secuelas derivadas de la pandemia.
No podíamos permitir que nuestros profesionales sanitarios cayeran en una espiral negativa, por ello trabajamos para tratar la salud mental de los profesionales sanitarios y delvolverles el esfuerzo tan grande que habían hecho por todos nosotros en las fases más duras de la pandemia.

No podíamos permitir que nuestros profesionales sanitarios cayeran en una espiral negativa

¿En qué punto se encuentran las reclamaciones a sanitarios? ¿Ha influido la Covid-19 también en este sentido?
Las reclamaciones a sanitarios están más que nunca a la orden del día. Es un problema cada vez más común al que se tiene que enfrentar un profesional sanitario. Este último año, a pesar de que en los primeros meses sufrimos un confinamiento domiciliario, y los ciudadanos salían religiosamente a los balcones a aplaudir a los sanitarios como muestra de respeto y apoyo, las reclamaciones han experimentado un impresionante incremento de un 144,4% en los meses de julio y agosto. Además, esta tendencia se ha mantenido en los meses siguientes. En definitiva, el año 2020 ha experimentado un incremento del 10% de las reclamaciones médicas.

Indudablemente, al igual que en el resto de ámbitos de nuestra sociedad, la influencia de la pandemia ha sido evidente. Los retrasos de diagnósticos, el aumento de la lista de espera provocado por la pandemia, así como, las nuevas medidas de seguridad, necesarias, han supuesto un nuevo paradigma para el paciente que se ha visto obligado a enfrentar una nueva realidad desconocida hasta entonces.

En cuanto a las agresiones, ¿han aumentado o disminuido a causa de la pandemia?
Las agresiones a profesionales médicos crecieron en el 2020. Según los datos facilitados por el Ministerio de Interior las agresiones a este colectivo aumentaron un 32,3% el último año, un 11% más que el año anterior. En total en el año 2020, se produjeron 962 agresiones a profesionales, 235 más que las agresiones sucedidas en el año 2019

Las reclamaciones a sanitarios están más que nunca a la orden del día

¿Hoy en día que servicios requiere un profesional sanitario para ejercer su profesión tranquilamente?
Hoy en día, el profesional sanitario requiere un servicio de protección integral para ejercer su profesión de forma tranquila. No obstante, el principal problema al que se enfrenta un sanitario es el desconocimiento de las normas que rigen su actividad sanitaria. Simplemente, con un conocimiento sencillo de cómo implementar una serie de herramientas, que permitan ejercer su actividad de forma segura, como puede ser “hacer un Consentimiento Informado o hacer una correcta Historia Clínica” entre otras, aumentaría notablemente la protección del profesional. Por ello, hoy más que nunca cobra especial importancia temas de ámbito legal, que hasta entonces pasaban desapercibidos.

¿Qué objetivos se marcan desde Uniteco para 2021?
El objetivo de Uniteco no debe ser el otro que seguir protegiendo personal y profesionalmente al médico como llevamos haciendo más de 50 años. No obstante el futuro inmediato al que se enfrenta la compañía es uno de los retos más grandes a los que nos debemos de enfrentar. Por ello, tenemos que aprender las enseñanzas que nos ha mostrado este 2020, dejando atrás los miedos e incertidumbres que nos acompañan y no han acompañado para dar paso a la ilusión en el presente y en el futuro. Esta ilusión, no es más que la tranquilidad que sienten los profesionales sanitarios que han confiado en nosotros para encargarnos de la protección personal y profesional, para que su única preocupación sea el bienestar de los pacientes.

¿Qué horizonte se abre tras la superación de la pandemia?
Tras superar la pandemia nos enfrentaremos al reto más grande al que nos hemos enfrentado nunca. Se abre un nuevo horizonte desconocido hasta el día de hoy, la figura del médico está cada día mas en entredicho y en una posición más vulnerable que nunca. Esto se debe a que la relación medico paciente ha ido evolucionando a lo largo de los años, dejando atrás la figura paternalista que representaba el médico históricamente, dando paso a una imagen marcada por la desconfianza y el temor. Por ello tenemos que conseguir que, a pesar de la situación que estamos viviendo, los profesionales sanitarios se deben de sentir más seguros y protegidos que nunca. No podemos permitir, que, si en un futuro nos vuelve a asolar una pandemia, los profesionales médicos sean la figura que más factura les pase. Tenemos que aprender de los fallos cometidos en el pasado, para dar la mejor respuesta al médico valorándole y poniendo en valor su imagen como se merece, porque no hay que olvidar que en los meses más duros de la pandemia ha sido el sostén de todos y cada uno de nosotros, arrojando esa luz de esperanza cuándo nadie más la emitía.

El objetivo de Uniteco no debe ser el otro que seguir protegiendo personal y profesionalmente al médico como llevamos haciendo más de 50 años

¿Por qué un profesional sanitario debe de estar con Uniteco?
Porque Uniteco lleva más de 50 años acompañando al médico en su día a día, compartiendo decepciones y éxitos. Somos la empresa que lleva más tiempo junto al profesional, y somos los que mejor entendemos las necesidades de los médicos. Hacemos todo por la protección personal y profesional del médico. De hecho, durante la pandemia implementamos un soporte psicológico para los médicos que estuvieron en primera línea de batalla para intentar paliar cualquier secuela derivada de la pandemia.

Al llevar más de 50 años trabajando junto al médico creemos que un sanitario no va a tener una protección mejor que la nuestra. Nos encargamos de todo para su protección personal y profesional, para que la única preocupación que tenga el médico sea el bienestar de sus pacientes, y en el caso de que sufra cualquier incidencia o problema que ponga en peligro el ejercicio de la profesión le ofrecemos una cobertura integral para que su nivel de vida no se resienta de ningún modo.

Además contamos con la colaboración del despacho de abogados, DS Legal Group, especialistas en derecho sanitario que dota a los profesionales de una protección jurídica de garantías, que actualmente se convierte en uno de los aspectos fundamentales de cualquier póliza de seguros.

Uniteco lleva más de 50 años acompañando al médico en su día a día

¿Qué valoración haces del año 2020? ¿Perspectivas de futuro?
Este 2020 no era un simulacro en el que ver nuestras debilidades, ha sido la prueba real en el que teníamos que demostrar nuestras fortalezas y proteger, con todo lo que teníamos, nuestras debilidades. Hemos terminado un 13% sobre el 2019. Nuestros clientes han reconocido nuestro esfuerzo titánico por haber estado en todo momento a su lado. El futuro inmediato es el mayor reto al que se enfrenta nuestra generación. Aprender de nuestros errores, pero dejando el pasado con sus miedos y oscuridad en el pasado y dar paso a la ilusión en el presente y futuro.

¿Qué ha supuesto para Uniteco este año 2020?
Demostrarnos y demostrar a nuestros clientes nuestros valores. Que vale la pena luchar por quien pone lo más preciado que tenemos, la vida, en riesgo por todos los demás. Darnos cuenta, que cuando la pasión de un individuo son a la vez su vocación y su profesión, hablamos siempre de médicos, enfermeras, farmacéuticos…sanitarios. Todos los que componemos Uniteco, este año ha supuesto una reafirmación que tenemos un trabajo noble. Que nuestra misión como profesionales es defender y proteger.

 

Sabías que…

Las reclamaciones a los profesionales sanitarios han aumentado un 144% en el año 2020. Por ello, para que tú unica preocupación sea sólamente curar a tus pacientes, la póliza de Responsabilidad Civil «Único» ofrece una cobertura legal las 24 horas del día los 365 días del año, de la mano del despacho de abogados especialista en derecho saniario DS Legal Group

Reclaman 3.400.000€ a una doctora tras una cirugía

Se interpuso demanda en la que se reclama a doctora y clínica, por secuelas que derivaron en una incapacidad total, un importe de 3.400.000 €. En el escrito de inicio de procedimiento, por parte del paciente se manifestaba que la doctora no había realizado la funduplicatura laparoscópica Nissen 360 grados, o que, en caso de realizarla, no se había ejecutado correctamente y que por ello tuvo que ser reintervenido.

Se interpuso una demanda a doctora y clínica por no haber realizado la funduplicatura laparoscópica

Concretamente, el perito elaborador del informe, exponía que se había diseccionado el nervio vago al liberar el esófago. Esta situación afectó al vaciamiento gástrico, y que dicha disección aparecía en el informe emitido por el doctor que reintervino al paciente.

En el acto de juicio, el doctor de la reintervención confirmó de manera clara que en su informe indicó que disecó el esófago, no el nervio vago. Además, aseguró que no comprobó que el nervio vago estuviera lesionado, por lo que no estaría afectado.

A ello, el perito que realizó el informe aportado por la defensa de la doctora demandada, expuso que existen pruebas específicas para conocer si un paciente tiene lesionado el nervio vago, las pruebas BAO MAO y el test de Holander, y que dichas pruebas no se realizaron en ningún momento, como tampoco se planteó hacer una piloroplastia o inyección de toxina botulínica en el píloro, que es el tratamiento de la gastroparesia resistente a los estimulantes del vaciamiento gástrico. Esta última cuestión plasmada en el informe del perito del paciente.

El doctor de la reintervención confirmó de manera clara que en su informe indicó que disecó el esófago, no el nervio vago

Además, se alegaba un retraso en el vaciamiento gástrico, y se manifestó por el perito del paciente que existían unas secuencias radiológicas en las que se observaba tránsito esofágico con dilatación y un paso filiforme extremadamente largo, con un estómago desfigurado y rotado por una excesiva tensión, así como un retardo ostensible del vaciamiento hacia el duodeno. Esas presuntas pruebas radiológicas no fueron aportadas, por lo que no se pudieron valorar por ninguno de los peritos.

En cambio, la gammagrafía de vaciamiento gástrico contenía datos normales, es decir, pliegues gástricos normales y vaciamiento gástrico totalmente normal. Por ello, el juez afirmó rotundamente a la vista de tales afirmaciones que no podía considerarse que el retraso en el vaciamiento gástrico, si es que lo hubo, fuera consecuencia de la sección o atrapamiento del nervio vago, consideración que sólo defendía el perito del paciente.

La gammagrafía de vaciamiento gástrico contenía datos normales,

Continuando con el análisis del informe del perito del paciente por parte del juez, se hablaba de ligadura de vasos cortos como realizada por el doctor que reinterviene. Este doctor, aclaró que se ligaron vasos cortos porque se realiza en la reintervención y no porque la doctora demandada lo hubiera omitido. Asimismo, aclaró que en la reintervención se indicó la apertura de pilares y no la aproximación como se exponía en el dictamen pericial del demandante.

A ello, el perito de la doctora añadió que el cierre de los pilares solo debe hacerse cuando se constata un orificio hiatal especialmente dilatado, pues el cierre exagerado del hiato es la causa de la mayor parte de las estenosis esofágicas que darán como consecuencia una disfagia a ese nivel.

El doctor que realizó la reintervención dejó claro en su testifical igualmente que él sí había visto realizada la funduplicatura Nissen 360 grados, que no era parcial, no estaba tensa, estaba indicada y era correcta. Simplemente había manifestado que estaba incompleta porque la misma no ajustaba y por ello se tuvo que reintervenir.

La funduplicatura estaba indicada y era correcta

Seguía la sentencia relatando que en el juicio fue objeto de especial controversia si el actor había padecido desnutrición. No consta, sin embargo, que durante el periodo en que estuvo ingresado no hubiera podido tragar. El propio paciente refiere en un informe haber adelgazado por un síndrome de Barret posiblemente iatrogénico, y en otro informe que no ingería alimentos por saciedad precoz. Por ello, se confirmaba que dicha desnutrición no pudo provenir de la cirugía realizada por la doctora, sino por el reflujo.

A lo anterior se une que la única relación entre el esófago de Barret y la primera intervención solamente aparece en un informe de otra doctora que testificó en el juicio y confirmó que no era especialista en aparato digestivo y que lo que plasmó en su informe se debía a una suposición sobre las secuelas que aparecieron después de la operación, pero no en datos objetivos de la especialidad.

El esófago de Barret, ya estaba desde la primera cirugía

El doctor que reintervino al paciente dejó constancia en el acto de juicio que él consideraba que el esófago de Barret, ya estaba desde la primera cirugía, lo que no pudo darse en los meses transcurridos de una intervención a otra.

Por tanto, a la vista de las pruebas practicadas y los documentos aportados al procedimiento, se podía observar cómo el relato de hechos de los peritos distaba mucho uno de otro. Mientras el perito del demandante no se basaba en datos objetivos, el perito de la doctora y el de la clínica, utilizaban los documentos aportados al procedimiento, pero sobre todo fue importante el relato realizado por el doctor que reintervino a la paciente, que dejó constancia del buen hacer en la técnica ya que fue el que vio cómo se realizó, y por tanto, el surgimiento de un riesgo posible de esta.

Por ello, se entendía que la doctora había actuado correctamente en cuanto a la técnica, pero finalmente se decidió por el juez imponer una condena de 15.000 € por falta de información. Aunque se le había proporcionado al paciente el consentimiento informado, en este no se contenía el riesgo de disfagia postoperatoria o el de que existían posibilidades de que la fundiplucatura podía terminar no siendo competente, como ocurrió, y tener que someterse a una nueva intervención por no solucionar el problema del reflujo.

 

Galicia multará a aquellos ciudadanos que no quieran vacunarse

El parlamento gallego anunció que multará a aquellos ciudadanos que no quieran vacunarse sin justificación aparente. La ministra de Sanidad, Carolina Darias se ha referido a la reforma de Ley de Salud del parlamento gallego, con respecto a la obligatoriedad de vacunarse contra la Covid-19. “Tenemos que estar a lo que digan los informes jurídicos. Podemos estar ante una posible limitación de derechos fundamentales”, ha señalado la ministra.

Carolina Darias: «Tenemos que estar a lo que digan los informes jurídicos. Podemos estar ante una posible limitación de derechos fundamentales»

No obstante, recibir la vacuna es voluntario, incluso para el personal sanitario, pero en menores e incapaces la cosa cambia. En caso de negarse los padres o tutores, los juzgados están resolviendo a favor del interés del menor e incapaz imponiendo la vacunación.

El artículo 9 de la Ley 41/2002 de Autonomía del paciente, pone en una balanza la patria potestad y en otra el mayor beneficio del menor o el incapaz. Los antecedentes judiciales son claros y en caso de duda se impone la vacuna.

En este caso, en el que se ha impuesto la obligatoriedad de la vacunación existen mecanismos legales que pueden sustentar esta decisión. La Ley 22/1980 que preveía que vacunas contra la viruela, la difteria y otras infecciones pudieran ser obligatorias o la Ley 3/1986 de Medidas Especiales que consagra que las autoridades pueden tomar las medidas necesarias para preservar la salud pública.

La Ley 22/1980 o la Ley 3/1986 de Medidas Especiales podrían contemplar la obligatoriedad de la vacunación.

Por tanto, el texto que ha firmado los diputados del Partido Popular gallego podrá tener validez legal. El documento recoge tres tipos de multas: leves (1000€ – 3000€), graves (3001€ – 60.000€) y muy graves (60.001€ – 600.000€). En este sentido, la negativa a vacunarse se catalogaría dentro del apartado de “infracciones graves”. Según la norma se sancionaría la negativa injustificada a someterse a medidas preventivas, consistente en la vacunación o inmunización prescrita por las autoridades sanitarias, de acuerdo con lo establecido en esta ley.

El hecho de no ponerse la vacuna contra la Covid-19 en Galicia podría acarrear multas de entre 3.001 y 60.000 euros en el supuesto en el que la no vacunación “suponga un riesgo o un daño grave para la salud de la población, siempre que no constituyan infracción muy grave «, como podría ser el caso de un profesional sanitario que incumpliese una cuarentena. En ese caso el importe de la sanción se incrementaría desde los 60.001€ hasta los 600.000€.

Esta medida de obligatoriedad de vacunación es una medida pionera en España, que no había defendido ninguna institución hasta el momento. Desde Uniteco, pedimos que se impongan los criterios sanitarios para poder hacer frente y superar cuanto antes la pandemia provocada por la Covid-19. Sea o no, obligatoria la vacuna, debemos anteponer los intereses generales antes de los individuales para poder hacer frente a esta situación de la mejor manera posible. Por ello, pedimos el seguimiento en todo momento de criterios que busquen preservar la salud general por encima de cualquier otro interés.

Artículos relacionados: