La importancia de la figura de un valorador del daño corporal en juicios por mala praxis

Se interpuso una demanda en la que se reclamaron 200.000€ contra un urólogo por el retraso en el diagnóstico de un carcinoma de vejiga, así como un error en el seguimiento de este, ya que no se realizaron las pruebas necesarias para su valoración.

De acuerdo con el relato de los hechos, se le diagnosticó al paciente un carcinoma vesical mediante RTU, evidenciando posteriormente que se trataba de un carcinoma in situ de carácter superficial, localizado en el urotelio, no extendido, por tanto, a otros órganos.

Sigue Leyendo