La Ley de Seguridad del Paciente es respaldada por el Congreso de Diputados

El pasado 15 de diciembre se aprobó la Ley de Seguridad del Paciente, tras el respaldo mayoritario del Pleno del Congreso de Diputados. Esta ley está impulsada por los ciudadanos y diversas asociaciones profesionales de enfermeros.

España se convierte en el primer país europeo que aprueba una ley de Seguridad del Paciente

De esta manera, España podría convertirse en el primer país de Europa al garantizar la seguridad de la atención sanitaria al usuario, al establecer una asignación máxima de pacientes por cada enfermero en los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios o sociosanitarios. De esta manera, España no solo estaría a la vanguardia en este aspecto en el plano continental, si no también en el mundial.

La propuesta ha sido apoyada por más de 700.000 firmas. Lo que permitirá tratar uno de los mayores problemas del sistema sanitario actual, de hecho, el déficit del sistema sanitario ha quedado en mayor evidencia durante la crisis de la Covid-19. Ya con anterioridad a la pandemia, en la gran mayoría de nuestros hospitales, solo había un enfermero para cada 15 – 20 pacientes y, en los centros de salud, la asignación paciente/enfermero, normalmente era superior a 1.800 personas por cada profesional.

El proyecto de ley actual establece que, en los hospitales solo se podrá asignar un máximo de seis-ocho pacientes por cada enfermero y, en los centros de salud, nunca se podrá asignar una población superior de 1.500 habitantes por cada profesional, para el bienestar de todos.

El proyecto de ley actual establece que, en los hospitales solo se podrá asignar un máximo de seis – ocho pacientes por cada enfermero

De este modo, se pone en evidencia la trascendencia de los enfermeros en la garantía de seguridad y salud futura de la población. Además, a través de esta ley, los profesionales podrán realizar su trabajo en condiciones idóneas, evitando de tal manera situaciones de tensión y sobrecarga.

En definitiva, la Ley de Seguridad del paciente continuará su tramitación parlamentaria en la Comisión de Sanidad, iniciando un periodo en el que se presentarán enmiendas con la intención de alcanzar una base común. Asimismo, mejorar la norma hasta su aprobación definitiva en el Pleno de Congreso y, posteriormente en el Senado, convirtiéndose España en un referente mundial en sanidad.

Artículos relacionados:

Un paciente fallece de hemorragia interna en su casa tras la visita previa de un facultativo

Los familiares del paciente fallecido interponen una denuncia a la facultativa que le atendió en su domicilio. El paciente presentaba gastroenteritis aguda que había comenzado días antes y que había sido diagnosticada en su centro de salud, donde se le prescribió un tratamiento que la facultativa decidió continuar, sin derivar al fallecido al hospital desde su domicilio.

Un paciente aquejado de una gastroenteritis aguda fallece en su domicilio tras la negativa del facultativo a derivarle al hospital.

Una vez practicada la instrucción de la causa, al no haberse archivado el procedimiento por entender que los hechos eran constitutivos de un delito de homicidio por imprudencia, las acusaciones solicitaron una pena de prisión para la facultativa de dos años y seis meses, e inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión de médico por un tiempo de cuatro años.

El hecho de que acudiera la médica al domicilio del paciente se dio porque tenía problemas de movilidad. Observó que el paciente no tenía signos que hicieran necesario modificar dicho tratamiento. No tenía deshidratación y presentaba pupilas y mucosas húmedas y reactivas.

De hecho, los familiares no le proporcionaron ningún informe con antecedentes, lo que en el momento de los hechos se solicitaba por protocolo, es más, las heces no eran sanguinolentas, lo que confirmaba el diagnóstico previo. Además, no se confirmó ningún signo de alarma. Por ello la doctora concluyó que no presentaba irritación abdominal, ni aumento de los órganos, ni defensa abdominal.

El paciente no tenía signos que hicieran necesario modificar dicho tratamiento. No tenía deshidratación y presentaba pupilas y mucosas húmedas y reactivas.

Asimismo, la doctora confirmó que, a la vista del estado que presentaba el paciente, el diagnóstico era el mismo que ella previamente había decidido. No había ningún signo diferente a los que existían cuando valoró al paciente.

Se practicaron tres periciales: la del médico forense y la de dos peritos de la doctora. El médico forense, al inicio se mostraba contrario a la actuación llevada a cabo por la facultativa acusada, y afirmaba que existía hemorragia interna por la existencia de posos de café, aunque posteriormente se desdijo. Se practicaron las periciales juntas mediante careo, lo que hizo que se pudiera afirmar que, muchos de los datos de su informe, fueran más teóricos que basados en la experiencia diaria de un especialista en urgencias y aparato digestivo.

El forense terminó por afirmar que la doctora había actuado correctamente y no era necesario derivar al hospital al paciente. Los otros dos peritos, especialistas en medicina interna uno y aparato digestivo el otro, ratificaron lo que plasmaron en sus informes. No hubo un deterioro que hiciera necesario modificar el tratamiento prescrito días antes por la médica de cabecera del fallecido. No había hipotensión y existía una congestión visceral, lo que hacía imposible la existencia de sangrado masivo.

Según se explicó de forma detallada, tanto por el resto de peritos, como por la doctora, la tensión que presentaba no era anormalmente baja, teniendo en cuenta el cuadro de diarrea que presentaba y, lo que es más importante, se mantuvo constante desde la primera consulta.

El forense terminó por afirmar que la doctora había actuado correctamente y no era necesario derivar al hospital al paciente

Exponía la sentencia que, pese a las diversas afirmaciones realizadas por el Forense en su interrogatorio, contradichas por otras afirmaciones realizadas por él mismo que, obligaban a la petición de aclaraciones, destaca una afirmación que hizo de manera constante, y es la relativa al progresivo deterioro de la paciente y la bajada constante de la tensión. Sin embargo, continuaba el juez, tal afirmación careció del más mínimo sustento probatorio. El médico forense ni tan siquiera recordaba las fuentes que tuvo en cuenta para elaborar el informe.

A la vista de la prueba practicada, el juez concluyó que no existía ningún tipo de negligencia, dado que, en la jurisdicción penal, las pruebas que acreditan el delito, tienen que ser rotundas y no meros indicios injustificados basados en teorías, a lo que se unió la jurisprudencia acerca de la imprudencia y cuándo ésta es perseguible penalmente, dictando una sentencia absolutoria.

 

Artículos relacionados:

El desgaste profesional de los médicos aumenta a causa de la pandemia

Medscape ha realizado una encuesta a más de 1.140 médicos españoles de 32 especialidades diferentes para conocer su calidad de vida, desgaste profesional y el impacto que ha tenido la pandemia provocada por el Covid-19 en los profesionales sanitarios. Los resultados arrojan que el desgaste profesional es el gran reto para los médicos. El 53% de los encuestados aseguraron que tienen desgaste profesional, el 14% aseguró que sufren depresión y desgaste profesional y el 1% de los profesionales preguntados aseguran que padecen depresión. Además, señalan que los síntomas de desgaste profesional se han incrementado con la pandemia. 

Medscape ha realizado una encuesta a médicos españoles de distintas especialidades para conocer su calidad de vida 

El desgaste y la depresión aparecen en mayor medida entre los médicos que trabajan en el ámbito hospitalario, frente a aquellos que trabajan en consulta, un 56% frente al 36% respectivamente. En cambio, por edad, los menores de 45 años padecen desgaste en el 60% de los casos. Por generación, afecta más a los milenials, frente a la generación X y al baby boom, 65%, 53% y 49% respectivamente. De hecho, en comparación con los resultados anteriores del año 2018, se ve un claro incremento tanto en desgaste profesional como en depresión. En el 2018, el 37% aseguraban que tenía desgaste profesional y un 6% aseguraban que sufrían depresión. En cambio, este año se ubica en 53% y 14% respectivamente. 

La influencia de la pandemia es tan evidente que el 79% de los profesionales aseguran que el desgaste profesional aumentó por la crisis del Covid-19. Además, afirman que presentan desgaste desde hace más de dos años y entre los últimos dos y seis meses, situación que corresponde a la pandemia. 

Por otro lado, el 95% trabaja a jornada completa y el 61% dedica más de 40 horas semanales a su labor profesional. Sin embargo, debido a la pandemia, un 44% de médicos respondió que han incrementado ese número de horas de trabajo a la semana. Mientras que un 38% afirma no haber tenido cambios en este sentido. 

El 79% de los profesionales aseguran que el desgaste profesional aumentó a causa de la pandemia del Covid-19 

En cuanto al permiso de vacaciones, el 66% informó que se toma entre una y cuatro semanas de vacaciones anuales. En los extremos, las diferencias destacan a la generación del baby boom con un 5% de profesionales que coge más de 6 semanas (frente a los milenials, con un 1% de sus profesionales y, la generación X, con un 2%). Los menores de 45 años cogen, en menor porcentaje, de 5 a 6 semanas de vacaciones, en comparación con mayores de 45 años (17% frente a 33%). 

Los principales factores del desgaste profesional que señalan los médicos son la remuneración insuficiente, señalada por el 56% de los encuestados. En segundo lugar, el 49% de los encuestados señalan que tiene que realizar demasiadas tareas burocráticas. Y, por último, el 31% de los médicos indican que la falta de respeto por parte de administradores, colegas y pacientes es el principal causante del desgaste profesional. No obstante, este dato aumenta en los médicos generales con respecto a los especialistas, 44% y 29% respectivamente. 

El 56% de los médicos señalan la remuneración insuficiente como el primer factor del desgaste profesional 

En otro sentido, los médicos en consulta privada destacaron respecto a los profesionales de consultas hospitalarias, en relación con la opción de reembolsos decrecientes, con un 20% frente a 10% respectivamente. De hecho, destaca que la computarización creciente de la consulta fue un factor de mayor contribución para médicos frente a residentes. Un 12 % de los médicos señalaron este aspecto mientras que ningún residente se refirió a este tema. Por ello, para mitigar este desgaste profesional, los médicos apuntaron a un aumento en la remuneración para evitar el estrés financiero, sumadas a cargas de pacientes más razonables. 

No obstante, la encuesta también arroja valores positivos, como la satisfacción de los médicos con su vida profesional. El 53% de los encuestados se muestran satisfechos con su vida profesional. El 26% indica que está un poco satisfecho, el 26% señala que está muy satisfecho y el 1% restante asegura que está extremadamente satisfecho. En cambio, el 19% de los encuestados indica que se encuentra un poco insatisfecho, el 15% asegura que se encuentra muy insatisfecho, y el 4% afirma que se encuentra extremadamente insatisfecho. Por último, el 8% de los médicos preguntados no se muestran ni satisfechos ni insatisfechos respecto a su vida profesional. 

Artículos relacionados:

Sabias que…

El seguro de responsabilidad civil profesional ÚNICO integral te ofrece cuatro sesiones de apoyo psicológico sin coste adicional para ayudarte a recuperarte de las posibles secuelas generadas por la pandemia provocada por el Covid-19. Este soporte psicológico solo esta disponible para los clientes ÚNICO Integral

Protocolo ante la negativa de un paciente a una prueba Covid

Aunque las esperanzas de todo el planeta están puestas en la vacuna, momento que no parece estar muy lejano, debemos seguir centrando nuestros esfuerzos en la detección precoz de los contagios, con el único objetivo común de controlar la pandemia que convive con nosotros desde hace prácticamente un año.  

Hasta ahora, la forma más eficaz de detección de casos de Covid-19 ha sido la realización de pruebas diagnósticas, como las PCR o las pruebas de antígenos, las cuales, diariamente, realizan los profesionales sanitarios a la población sospechosa de haber contraído la enfermedad.  

A pesar de la llegada de las vacunas, hay que seguir centrando los esfuerzos en la detección precoz del Covid 

Si bien es cierto que, en la práctica, no se suelen dar problemas de consentimiento por parte de los pacientes con frecuencia, un pequeño porcentaje de la población, pese a tener síntomas o haber estado expuesta al virus, se niega a realizar la prueba diagnóstica, basándose en los derechos de los pacientes que se contienen tanto en la Ley General de Salud como en la ley que regula los derechos de las personas usuarias del servicio de Salud.  

A raíz de esto, puede surgir la duda de si una persona sospechosa de haber contraído Covid tiene o no la obligación de someterse a la prueba diagnóstica de esta enfermedad.  

El artículo 24 del Real Decreto-Ley 21/2020 de 9 de junio determina que: “Los servicios de salud de las comunidades autónomas y de las ciudades de Ceuta y Melilla garantizarán que, en todos los niveles de la asistencia, y de forma especial en la atención primaria de salud, a todo caso sospechosos de Covid-19, se le realizará una prueba diagnóstica por PCR u otra técnica de diagnóstico molecular, tan pronto como sea posible desde el conocimiento de los síntomas, y que toda la información derivada se transmita en tiempo y forma según se establezca por la autoridad sanitaria competente”.  

Sin embargo, habría también que tener en cuenta, por un lado, el derecho de los pacientes recogido en la Ley 41/2002, reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.   

De hecho, en su artículo 2.4 recoge que todo paciente tiene derecho a “negarse al tratamiento, excepto en los casos determinados en la Ley. Su negativa al tratamiento constará por escrito”.  De otra parte, la protección de la salud general es de interés público, tal y como se desprende del título preliminar de la Ley General de Salud.  

El artículo 2.4 recoge que todo paciente tiene derecho a «negarse al tratamiento, excepto en los casos determinados en la Ley» 

A pesar de todo, sigue surgiendo la duda de si realmente se trata o no de una obligación y no de una decisión autónoma de cada individuo. Sin embargo, la labor de cualquier profesional sanitario no es la de obligar a los ciudadanos a realizar determinadas actuaciones, por lo que no se puede obligar a un enfermo a someterse al tratamiento que corresponda y tampoco se puede obligar a la persona sospechosa de haber contraído el Covid, a someterse a dicha prueba.  

Es por ello que, lo que los profesionales deben hacer en estos casos, es tomar los datos de aquellos pacientes que muestren su negativa, poniendo en conocimiento de las autoridades competentes esta situación, para que sean ellos quienes tomen las medidas oportunas.  

En este sentido, cabe mencionar que en este contexto, un Juez ha dictado un Auto por el cual fuerza a un interno de una residencia de ancianos a someterse a la prueba, aludiendo que el comportamiento del residente “compromete su propia salud y la del resto de residentes, trabajadores o visitantes del centro (…), siendo público y notoria la perentoriedad en la realización de las pruebas diagnósticas del virus a fin de combatir la propagación incontrolada de aquel, particularmente en un centro de mayores”.  

Los profesionales deben de tomar los datos de aquellos pacientes que muestran su negativa, poniendo en conocimiento a las autoridades competentes  

Aunque los profesionales sanitarios no tengan competencias para obligar a la población a someterse a las pruebas de detección, su labor informativa es muy importante para que las autoridades competentes tomen las medidas oportunas de cara a imponer la obligatoriedad de estos tests o a sancionar a aquellos que se nieguen a su realización. Todo ello, por el bien común.  

 

Artículos relacionados: