Un paciente fallece a 100 metros del hospital tras la negativa de un médico a salir a atenderle.

Condena a un médico como autor de un delito de omisión del deber de socorro por negar la atención a un paciente gravemente enfermo que se encontraba fuera del centro en el que estaba trabajando.

Tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular solicitaron la condena por un delito de omisión del deber de socorro para el médico que se negó a atender a un paciente inconsciente que se encontraba a 100 metros del Hospital en el que trabajaba, y que falleció finalmente de parada cardio-respiratoria.

Condena a un médico como autor de un delito de omisión del deber de socorro a un enfermo que se encontraba fuera del centro

Los hechos sucedieron de la siguiente manera. El fallecido comenzó a sentirse mal estando en su domicilio por lo que decidió acudir al hospital en su vehículo. Iba acompañado de su pareja sentimental, que en ese momento estaba en un avanzado estado de gestación, por lo que el coche lo conducía el enfermo.

Una vez en la puerta del hospital, perdió el conocimiento y colisionó con uno de los coches que se encontraban estacionados en la entrada el Hospital, por lo que la pareja del fallecido salió del coche solicitando auxilio. Esta llamada de auxilio alertó a los vecinos, que llamaron a los servicios de policía y guardia civil.

Se presentaron en el lugar de los hechos dos patrullas de la Guardia Civil, y ante la situación de gravedad que presentaba el enfermo, dos de los agentes acudieron al centro hospitalario en el que estaba trabajando el acusado, solicitando que un médico acudiese al lugar donde se encontraba el enfermo, que estaba a apenas 100 metros de dicho centro.

Se presentaron en el lugar de los hechos dos patrullas de la Guardia Civil, y ante la situación de gravedad que presentaba el enfermo, dos de los agentes acudieron al centro hospitalari

El acusado, a pesar de la solicitud de los agentes, se negó a acudir salir del hospital y acudir al lugar de los hechos aludiendo que no podía salir del centro en horario laboral, sugiriendo que debían llamar al 112, todo ello a pesar de que los agentes le ofrecieron llevarle en el vehículo oficial.

Así, los agentes volvieron al lugar donde se encontraba el enfermo sin un médico, por lo que uno de los agentes de la policía local que se encontraban allí acudió de nuevo al Hospital, solicitando de nuevo al acusado que acudiese al lugar de los hechos para atender al paciente. De nuevo, el acusado se negó a salir del centro y en este caso fue él quien llamó a los servicios de emergencia, y aunque le incitaron a salir del centro para asistir al paciente, de nuevo volvió a negarse.

Ante las continuas negativas del acusado a salir del centro para atender al paciente, los agentes de la Guardia Civil se acercaron a una sede de bomberos que se encontraba en las inmediaciones solicitando que la UVI móvil que allí se encontraba, se acercase al lugar de los hechos para atender al enfermo. Una vez allí, el médico de la UVI móvil se encontró al paciente en parada cardio-respiratoria, por lo que comenzó con las maniobras de reanimación correspondientes, sin éxito.

Los agentes de la Guardia Civil se acercaron a una sede de bomberos que se encontraba en las inmediaciones solicitando que la UVI móvil

Finalmente, el paciente falleció de parada cardio-respiratoria media hora después de la personación de la UVI móvil en el lugar de los hechos.

Tras la celebración del juicio en el que se realizaron las testificales de los policías locales, los agentes de guardia civil, los médicos de la UVI móvil y la pareja del fallecido, el Jurado determinó que los hechos eran constitutivos de un delito de omisión del deber de socorro recogido en los artículos 195 y 106 del Código Penal, no teniendo en este caso cabida la tutela de otros bienes jurídicos como la vida o la seguridad personal, tal y como quiso poner de manifiesto el médico condenado.

La sentencia concluye diciendo que la única justificación que se podría haber alegado sería la de encontrarse en un acto médico cuyo abandono pudiera haber supuesto un riesgo para el paciente que estaba atendiendo. Sin embargo, este no era el caso en el que se encontraba el acusado, por lo que conociendo la gravedad de la situación del enfermo, teniendo en cuenta que no estaba atendiendo a ningún otro paciente, su reiterada negativa a salir del hospital, incluso, desoyendo a la médico del 112, se concluye que concurren todos los elementos del delito de omisión del deber de socorro. Por ello, se condena al acusado a una pena de ocho meses de multa e inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión durante un plazo de seis meses.

Artículos complementarios:

Sabías que…

En caso de sufrir una enfermedad grave, el seguro de Vida de Uniteco contempla que si padeces de alguna alteración del estado de salud, provocada por accidente o enfermedad, que le impiden o limiten el ejercicio de su profesión, con esta cobertura podrá hacer frente a las enfermedades más importantes, como puede ser un cáncer, un infarto de miocardio, un accidente cerebrovascular, trasplante de un órgano vital o parálisis, entre otras.

¿Qué daños causados por la nevada puedo reclamar?

El viernes 8 de enero de 2021 comenzó en el centro de España un temporal de nieve con una intensidad que no se recordaba desde hacía muchas décadas, y que días después se fue desplazando a lo largo de la geografía española. 

El temporal Filomena ha causado grandes daños debido a las copiosas nevadas que han asolado España 

Muchos no tuvieron más remedio que dejar abandonados sus vehículos cuando llegó la borrasca, ya que la circulación, desde su inicio, se hizo totalmente imposible. Tras una noche nevando sin parar, las ciudades se encontraban pintadas de blanco y con capas de espesor que, en algunas zonas, alcanzaban más de cincuenta centímetros. Del mismo modo, vehículos, azoteas y balcones se encontraban sepultados por la nieve. Siguió nevando hasta la tarde del sábado. 

Una vez finalizada la nevada, se hace necesario analizar los posibles daños que Filomena, nombre otorgado por la Aemet (Agencia Estatal de Meteorología), ha dejado a su paso. Árboles que, por el peso, se derrumbaron sobre vehículos, ingentes cantidades de nieve caída desde cornisas y tejados o, en casos menos trascendentes, humedades en pisos superiores de edificios, derivadas de filtraciones. 

La preocupación de la población por tales daños ha comenzado a aumentar, entendiendo por ello necesario realizar un análisis jurídico sobre el tipo de daños y las posibles pólizas de las que puede derivar algún tipo de cobertura. Ante una nevada de estas características, podría pensarse que, el Consorcio de Compensación de Seguros, organismo que actúa como aseguradora ‘pública’ en casos de daños extraordinarios, podría cubrir los derivados de tan magna borrasca. 

Los daños causados por las nevadas no se encuentran incluidos en la relación de riesgos extraordinarios indemnizables 

Pues bien, este organismo emitió una nota el pasado 11 de enero en la que dejaba claro que los daños causados por las nevadas no se encuentran incluidos en la relación de riesgos extraordinarios que indemniza, y que sólo se podrá acudir a él para los casos de inundaciones por deshielo posterior con anegamiento del terreno, o vientos con rachas superiores a 120 Km/h. En cambio, no contempla las filtraciones de agua de deshielo. 

Así las cosas, el afectado, al menos por el momento y a la espera de ver si cambia dicha decisión, tendrá que acudir a su aseguradora para conocer los efectos que puede desplegar la póliza que tenga contratada. Independientemente de la idiosincrasia de cada caso, a continuación se exponen algunas casuísticas sobre a qué aseguradora acudir en ciertos supuestos. 

En el caso de las pólizas de vehículos, el artículo 2 de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor estipula que, todo propietario o usuario acreditado de un vehículo, con estacionamiento habitual en España, tiene la obligación de asegurarse, al menos, con un seguro a terceros. 

En ese caso, el seguro únicamente cubrirá el traslado del vehículo al taller, donde serán reparados los daños, ya que, la póliza, no cubre daños propios. En caso de coberturas adicionales, habrá que analizar las mismas por si, como anexo, se ha suscrito, por ejemplo, una cobertura de daños en lunas. Al contrario, el asegurado que tenga contratado un seguro a todo riesgo, obviamente, tendrá cubiertos todos los daños. 

El afectado tendrá que acudir a su aseguradora para conocer los efectos que puede desplegar la póliza que tenga contratada 

Sobre el seguro de multirriesgo, el perjudicado tendrá que analizar, como siempre en estos casos, el origen del daño y, a partir de ahí, será su seguro el que le cubra el siniestro, o el de su comunidad de propietarios, si el daño se debe a un elemento común, que ha sido el que se lo ha causado. 

A modo de ejemplo, si la filtración se debe a la acumulación de agua de deshielo por una falta de impermeabilización útil de la terraza comunitaria, la entidad aseguradora que cubrirá los daños será la de la comunidad de propietarios; o, la propia comunidad, para el caso de que el daño sea debido a una falta de mantenimiento del elemento común, en ese caso, la terraza. 

En cambio, si el daño que pudiera tener la vivienda se debe a un elemento privativo que haya podido tener un perjuicio a causa del temporal, será la compañía aseguradora del usuario de la vivienda, la que lo cubra. 

DS Legal Group le asesorará y le ayudará a encontrar la mejor de las soluciones sobre las posibles problemáticas que puedan surgirle 

Obviamente, como en el caso anterior y, una vez que el Consorcio de Compensación de Seguros se ha posicionado en contra de la nieve como riesgo extraordinario, este análisis sirve para todos los casos. 

No obstante lo anterior, como ya se anticipaba, será necesario analizar, supuesto a supuesto, de manera individualizada, realizando un estudio pormenorizado del contrato de seguro suscrito para la mejor toma de decisiones. 

En DS Legal Group ponemos a su disposición un grupo de expertos en Derecho del Seguro que le asesorará y le ayudará a encontrar la mejor de las soluciones sobre las problemáticas que puedan surgirle sobre aseguramiento por los daños derivados de la gran nevada. 

Artículos relacionados:

 

El 45% de los sanitarios españoles está en riesgo de sufrir trastornos mentales por la pandemia

La pandemia ha causado estragos en la sociedad, sobre todo en el personal sanitario, que se vieron desbordados por la dureza de la primera ola. El sistema sanitario se vio al borde del colapso, pero, gracias a la encomiable labor de los sanitarios, que se vieron obligados a realizar interminables jornadas para poder atender a la gran cantidad de gente que abarrotaba los hospitales, el sistema sanitario se mantuvo en pie y pudo dar respuesta a la gran demanda a la que se vio sometido. 

La pandemia ha afectado notablemente la salud mental de los profesionales sanitarios 

Este trabajo desmedido ha afectado notablemente a los profesionales, de hecho, el 45% de los sanitarios españoles, está en alto riesgo de sufrir un trastorno mental por el trabajo desempañado durante la primera ola del coronavirus, según dos estudios liderados por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas y médicos del Hospital del Mar y del CIBER. Es más, señalan que, un 3,5% de los sanitarios, ha pensado en el suicidio, más del triple de la media del resto de la población. 

Por otro lado, el estudio señaló que, un 14,5% sufre un trastorno mental discapacitante, es decir, con repercusiones negativas claras en su vida profesional y social. Los principales síntomas que padecían los profesionales son depresión, ansiedad, ataques de pánico, estrés postraumático y abuso de sustancias. 

Las conclusiones de estos informes se han basado en encuestas anónimas realizadas a más de 9.000 profesionales sanitarios. El 80% de los encuestados estuvieron involucrados directamente en el cuidado de pacientes con coronavirus y, además, el 17,4% contrajo la enfermedad. 

El 3,5% de los sanitarios ha pensado en el suicidio 

A causa de la dureza de la pandemia,el 28,1% presentan depresión, el 22,5% ansiedad y casi 1 de cada 4 tienen ataques de pánico. Asimismo, el 22,2% de los sanitarios padece estrés postraumático y, poco más del 6%, abuso de sustancias. 

Esta situación, tan dura y cruel, se puede agravar debido a los aumentos de contagios que se han ido produciendo y, en especial, la situación que estamos viviendo con el aumento de contagios constantes tras las Navidades. Actualmente, el 26% de las camas UCI de todo el país están ocupadas. Las comunidades de La Rioja (41%), Comunidad Valenciana (40%), Baleares y Cataluña (39%) son las regiones españolas con más enfermos de Covid-19 en sus plantas. Además, el temporal Filomena ha acrecentado aún más esta ocupación, debido a las lesiones y accidentes provocados por la gran nevada, lo que ha derivado en una ocupación casi total de las Unidades de Cuidados Intensivos en algunos lugares. Por ejemplo, la mitad de los pacientes ingresados en Cataluña son pacientes Covid, y en Madrid, las UCIs están al 74% de su ocupación y preocupan las reservas de sangre, que están al mínimo. En cambio, la situación en Baleares es incluso peor. Hay pacientes que están a la espera de subir a la UCI porque en algunos centros han superado el límite de su capacidad 

Artículos relacionados:

“El futuro inmediato es el mayor reto al que se enfrenta nuestra generación”

El 2021 se presenta como un año lleno de esperanzas. Las vacunas pretenden arrojar un poco de luz a un año difícil de olvidar, marcado por la pandemia y por la sucesión de muertes diarias a causa de una enfermedad desconocida hasta entonces, la Covid-19. Los médicos se han erigido como los superhéroes de nuestro tiempo. En este sentido, Juan Pablo Núñez, CEO Uniteco Profesional hace balance del año y sienta las bases del nuevo tiempo post pandemia, poniendo como siempre a los profesionales sanitarios y su seguridad como el foco principal de su trabajo.

«Este 2020 ha sido la prueba real en el que teníamos que demostrar nuestras fortalezas y proteger nuestras debilidades»

¿Qué valoración haces del año 2020? ¿Perspectivas de futuro?
Este 2020 no era un simulacro en el que ver nuestras debilidades, ha sido la prueba real en el que teníamos que demostrar nuestras fortalezas y proteger con todo lo que teníamos, nuestras debilidades. Hemos terminado con unos resultados un 13% por encima de los de 2019. Nuestros clientes han reconocido nuestro esfuerzo titánico por haber estado en todo momento, a su lado.

El futuro inmediato, es el mayor reto al que se enfrenta nuestra generación.  Aprender de nuestros errores, pero dejando el pasado con sus miedos y oscuridad en el pasado y dar paso a la ilusión en el presente y futuro.

¿Qué ha supuesto para Uniteco este año? 
Demostrarnos y demostrar a nuestros clientes nuestros valores. Que vale la pena luchar por quien pone lo más preciado que tenemos, la vida, en riesgo por todos los demás. Darnos cuenta, que cuando la pasión de un individuo son a la vez su vocación y su profesión, hablamos siempre de médicos, enfermeras, farmacéuticos…sanitarios. Todos los que componemos Uniteco, este año ha supuesto una reafirmación que tenemos un trabajo noble. Que nuestra misión como profesionales es defender y proteger.  

¿Qué enseñanzas has obtenido con este año? 
He aprendido que la capacidad estratégica más importante es la humildad, que la decisión más importante es siempre la siguiente, que hay que levantar la mano en el momento en el que la experiencia te dice que, si sigues, el cabo se rompe, poniendo en peligro a todos los que a tu alrededor han confiado en que vas a hacerlo, para así, entre todos, conseguir enderezar el rumbo una vez más, las veces que sean necesarias. Que, en tiempos de adversidad, la imaginación tiene más valor que la experiencia. Que las tormentas tienen la capacidad de despertar talentos individuales y colectivos que en la comodidad permanecían dormidos.

«Este año ha supuesto una reafirmación que tenemos un trabajo noble. Nuestra misión es defender y proteger»

Tras una más que previsible 3 ola de Covid, ¿Ha sido necesaria una pandemia para poner en valor la figura de los sanitarios? 
Yo creo que no. Año tras año, los médicos y enfermeras conquistan siempre el podio de las profesiones más valoradas. Todos valoramos a los profesionales de la salud. Lo que nos hemos dado cuenta es del peligro que corremos si los perdemos o les dejamos sin inversión. Hay que apostar de verdad por la dotación al I+D en sanidad; apostar por la cooperación entre la sanidad pública y la privada y, dotar de muchos más profesionales sanitarios, en especial médicos y enfermeras, y también en rehabilitar mucho, las infraestructuras sanitarias.

¿Por qué un Profesional sanitario debe de estar con Uniteco? 
En los peores momentos de la pandemia, cuando competidores y no competidores, por desgracia, comenzaron con ERTES, paralización de actividad, sin capacidad de movimiento, sin rumbo, yo pedí a toda mi gente que, sin poder obligárselo, mantuvieran sus posiciones porque nuestra razón de ser como empresa y como equipo era ponerse delante de nuestros clientes, hoy los héroes de nuestra generación, para solventarles todos los problemas, fuesen los que fuesen, y así ayudarles a no perder la concentración y frenar primero y avanzar ahora contra un enemigo que ha sido despiadado con todos.

El equipo de personas que componen Uniteco y que tengo el honor de liderar, ha conseguido que los héroes de esta batalla sin cuartel, donde el enemigo es inmisericorde, hayan sentido una compañía, una mano amiga. Han sentido que estábamos y, sobre todo, que pasase lo que pasase, íbamos a estar. Han tenido un oído que los escuchara, un apoyo donde descansar y sobre todo se han sentido protegidos. Y lo han hecho con convicción y coraje.

El equipo directivo y la propiedad, no dudamos ni un solo minuto. Era el momento de dar un paso al frente. No solo no paramos la actividad, sino que metimos la inversión más importante y de más valor en momentos como este. Personas que querían y que sentían el deber de ayudar con su experiencia, esfuerzo y tiempo a los médicos a todos los profesionales sanitarios. Personas en áreas clave: atención al cliente, calidad, tecnología, Innovación, estrategia, legal, marketing… con un solo objetivo: ayudar, proteger y defender. Este es el mayor valor que damos. Que cuando se nos necesita, estamos. 

«Hemos conseguido que los héroes de esta batalla sin cuartel, donde el enemigo es inmisericorde, hayan sentido una compañía, una mano amiga».

¿Cómo definirías Único a un profesional que no lo conoce? ¿Qué ventajas tiene Único? 
Lo definiría como un seguro diferente, diseñado para que el médico trabaje con la sensación de que pase lo que pase, va a tener alguien a su lado y va a estar protegido.  Quizás, el éxito de este producto es que no ha sido diseñado desde una compañía aseguradora, ni desde un comité de riesgos, sino que ha diseñado desde la propia experiencia de los médicos.

Normalmente, el mundo del seguro funciona al revés, se analiza dónde se encuentra la mayor siniestralidad y lo convierten en la famosa “letra pequeña”, sin embargo, cuando un médico se para a leer el producto Único, se encuentra con que no es solo un producto asegurador que defiende al médico, sino un escudo que, tras 50 años de experiencia, entiende su profesión.  

No solo hemos sido capaces de diseñar el mejor producto asegurador sobre un papel, sino que, a la hora de la verdad, el médico sabe que quien le está ayudando entiende su profesión y es capaz de ponerse en su lugar.

La esencia de un seguro de Responsabilidad Civil Profesional no reside solo en lo que se pueda escribir en un papel, el papel lo soporta todo, sino el equipo que te va a defender. Todos los clientes Únicos que han tenido que utilizar el seguro, han dado una nota media de 9,4 a la atención recibida y esto solo se consigue trabajando con el mejor despacho de abogados en derecho Sanitario de España y Latinoamérica, DS LEGAL.

Nosotros, no tenemos la capacidad de salvar vidas, pero si la vocación de estar siempre con el médico y acompañarle incluso en los momentos más difíciles, por eso, hemos diseñado el producto Único, para que la única preocupación de los médicos sea cuidar de nosotros.

«Único no ha sido diseñado desde una compañía aseguradora, ni desde un comité de riesgos, sino que ha diseñado desde la propia experiencia de los médicos».

¿Importancia de tener protección jurídica hoy en día?
Ha quedado claro con la situación que actualmente estamos viviendo que una garantía de protección jurídica se convierte en unos de los aspectos fundamentales de cualquier póliza de seguros. Es la primera acción del seguro en muchas ocasiones y donde se presta el servicio a los clientes.

Los problemas legales a afectan a todas las áreas de nuestra vida: personal, familiar, laboral. La respuesta a muchas de las necesidades y reclamaciones que podemos sufrir, hacen necesaria tener a nuestra disposición un equipo especializado de profesionales que puedan dar soluciones jurídicas.

Para Uniteco, se convierte en una prioridad máxima que los productos que ofrecemos a nuestros clientes cuenten con una garantía de protección jurídica formada por un equipo de profesionales altamente especializados y cualificados a las necesidades de nuestros clientes, y sepan dar la orientación que necesitan y las mejores soluciones desde una perspectiva profesional y humana.