He sido amenazado por un paciente, ¿qué puedo hacer?

Lex Sanitaria analiza en esta consulta las posibilidades de defensa que tienen los profesionales de la medicina cuando sufren cualquier agresión en la práctica de su trabajo, con consejos para agilizar los trámites y hacer más fácil la denuncia de estas situaciones.

En caso de agresiones por parte de pacientes, tanto físicas como verbales, puede interponer la correspondiente denuncia, la cual se puede tramitar ante las autoridades (comisaría de Policía o cuartel de la Guardia Civil), o ante el Juzgado de guardia.

Dado que este tipo de situaciones suelen someter a la persona que sufre la agresión a un estadode ansiedad, es preferible que no interponga de inmediato la denuncia ante las autoridades, lo cual, además, suele ser un trámite con largos tiempos de espera. Le recomendamos que en cuanto ocurran los hechos se ponga en contacto con Uniteco Profesional, donde le asignaremos de inmediato un abogado para que contacte con usted y le ayude a preparar la denuncia.

Dependiendo del tipo de póliza de Responsabilidad Civil Profesional que usted tenga contratada, la asistencia letrada no acarreará costes. En el caso de que el seguro contratado carezca de dicha cobertura, le pondremos igualmente en contacto con un despacho de abogados especializado para que pueda asesorarle y darle un presupuesto. En caso de duda consulte siempre con Uniteco Profesional ya que nuestra experiencia en situaciones similares puede ayudarle.

Elaboración de la denuncia
La actuación del abogado desde el inicio de la reclamación que se va a formular es muy importante, ya que preparará la denuncia con unos hechos más ordenados, destacando los aspectos más importantes y evitando que se olviden elementos fundamentales para un mejor esclarecimiento de la causa, como son las posibles pruebas o los daños que se han podido causar. Asimismo le puede ayudar a ahorrarse tiempo en las tramitaciones y le asesorará en la toma de decisiones.

Tras comprobar los hechos y haber firmado la denuncia por su parte, ésta será presentada por el abogado en el Juzgado correspondiente.

Comunique el incidente
Igualmente le recomendamos que ponga los hechos en conocimiento de la Gerencia de su puesto de trabajo para que se inicien los protocolos internos correspondientes en caso de agresiones.

Proceso jurídico
La denuncia será tramitada por el Juzgado de Instrucción y, según la gravedad de los hechos, será cursada mediante un procedimiento de Juicio de Faltas u ordenará la instrucción correspondiente abriendo el procedimiento de Diligencias Previas con el fin de esclarecer los hechos denunciados.

La diferencia entre un procedimiento y otro estriba en la gravedad de la infracción denunciada, llegando incluso a ser calificada como un Delito contra la Autoridad, recogido en el artículo 550 del Código Penal, el cual dispone lo siguiente:

“Son reos de atentado los que acometan a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o empleen fuerza contra ellos, los intimiden gravemente o les hagan resistencia activa también grave, cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas”.

Los distintos estamentos judiciales, destacando la jurisprudencia establecida al respecto por el Tribunal Supremo, así como las consultas analizadas por Fiscalía General del Estado, han mostrado su apoyo a la protección de los médicos que ejercen su profesión en la esfera pública, las cuales, en líneas generales, establecen que

“Las agresiones a estos profesionales significan, la perturbación de la función pública que ejercen, cercenando con ello el mandato del art. 10 de la Constitución Española, que protege, como Derecho Fundamental, la dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás; y entorpeciendo el efectivo disfrute del derecho consagrado en el art. 43. 1 que reconoce el derecho a la protección de la salud”.

No obstante, en el caso de que los hechos sean considerados como una falta, no por ello debemos pensar que no merece la pena denunciar la agresión sufrida. Debe pensar que la denuncia y, cabe añadir, la sentencia que se obtenga, es un medio para poder defendernos de este tipo de situaciones condenables.

Asimismo, actuar contra la agresión, le ayudará a saber cómo proceder si vuelve a encontrarse en circunstancias como la sufrida y, sin duda, facilitará la desaparición de desasosiego que este tipo de hechos genera, permitiéndole realizar su trabajo sin miedo a que vuelva a tener que pasar por una situación similar.

Desde Lex Sanitaria condenamos estos lamentables sucesos, y le apoyamos para que actúe contra este tipo de situaciones que, en ningún caso, se pueden justificar, máxime en la actividad de un profesional médico que está dirigida para ayudar a los demás y velar por su salud.

Israel Torres Lorente
Abogado de DS Legal Group, S.L.
Colegiado del ICAM nº 78.512

2 Comentarios

  1. Es difícil hacer medicina cuando tienes pacientes cabreados y gerentes presionando para que esto parezca una fábrica despachando pacientes: “Siguiente!, siguiente!, siguiente!…”

    Contesta

Dejenos su comentario.