Anestesiología: Demanda de 96.000 € por una lesión en el nervio radial izquierdo durante una canulación

Un paciente de 50 años se sometió a una septoplastia con anestesia general. Durante la canulación para administrar la anestesia se provocó una lesión del nervio radial izquierdo secundaria a la venopunción que evolucionó de forma anormal diagnosticándosele un síndrome doloroso regional complejo. El paciente formuló una reclamación judicial por 96.000 euros por una neuralgia del nervio radial de grado moderado, por los días de incapacidad temporal computados hasta su reincorporación al trabajo basándose en la relación contractual y extracontractual que le une al anestesista y a la clínica en la que se realizó la intervención y en la falta de información sobre esta posible complicación.

El juez de instancia desestimó la pretensión planteada por el paciente basándose en los siguientes motivos:

Respecto a la falta de información
El juez consideró que la información suministrada al paciente era suficiente ya que se entregó y firmó un consentimiento informado de anestesia en el que se detallaban los riesgos típicos del procedimiento. También se consideró que la venopunción en sí no es una técnica que se estime peligrosa o que exija especiales cuidados o conocimiento de la anatomía, pudiéndose practicar por personal de enfermería. Por otro lado la misma mujer del paciente era enfermera y estuvo presente durante la intervención, siendo conocedora de los riesgos inherentes a esta técnica.

Respecto a la negligencia alegada por la lesión del nervio radial
No consideró tampoco la existencia de mala praxis estimándose, de acuerdo con la prueba pericial y testifical, que se había cumplido con la obligación de medios impuesta al médico, reconociéndose en la sentencia que:

  • La punción venosa es una técnica que se tiene que realizar “a ciegas” y no existe técnica alguna de prevención para evitar este tipo de lesiones infrecuentes, siendo un hecho imprevisible.
  • El diagnóstico de síndrome doloroso regional complejo es una lesión anómala con un resultado anómalo al no tener un origen específico pudiéndose ocasionar espontáneamente o con simples pinchazos ajenos a la actividad médica.
  • La formación de un hematoma en venopunción y la punción del nervio son complicaciones posibles de una técnica que se realiza a ciegas no pudiéndose considerar constitutivo de mala praxis.
  • El seguimiento y la forma de proceder con el paciente tras conocer la posible lesión fue conforme a la lex artis ad hoc, remitiéndose de manera inmediata a la unidad del dolor para su tratamiento.

 

Dejenos su comentario.