Reclama 60.000€ de indemnización por daños causados durante una cirugía

En la Sentencia analizada, trataremos una reclamación derivada de una supuesta negligencia médica basada en unos daños causados al paciente durante una cirugía. En esta intervención se le produjo una luxación irreductible en la articulación temporomandibular.

El paciente manifestaba que tras acudir a la primera consulta odontológica presentaba fuertes dolores en la articulación temporomandibular que le impedían la masticación. Como consecuencia, de la colocación de implantes para después realizar un tratamiento protésico de rehabilitación mediante puentes, el paciente precisó de tratamiento medicamentoso con relajantes y calmantes ante la situación de malestar generada por los fuertes dolores en la mandíbula, llegando incluso al servicio de salud mental del hospital.

El paciente presentaba dolores en la articulación temporomandibular por lo que necesitó de tratamiento medicamentoso

Tras esta situación, el paciente acudió a otras clínicas dentales donde le recomendaron la extracción de las cuatro muelas del juicio y la retirada de los implantes, a lo que el paciente finalmente decidió someterse. Por ello el paciente solicitaba una indemnización que ascendía a más de 60.000€.

Por parte de la defensa del Doctor demandado, alegó las patologías previas del paciente, especialmente los problemas de articulación temporomandibular y sus problemas psiquiátricos, que tenían lugar desde antes de la realización del tratamiento odontológico. Además, se puso de manifiesto que el estado bucodental del paciente no era adecuado ni correcto. De hecho, el tratamiento tenía una finalidad funcional y, por ende, no estética. Asimismo, en el cuestionario de salud que firmó el paciente antes de iniciar su tratamiento odontológico, dejó referido que padecía un trastorno adaptativo mixto ansioso-depresivo. A mayor abundamiento, se aportó el Consentimiento Informado, que recogía además de la técnica realizada, las complicaciones inherentes y derivadas del tratamiento, tales como problemas de adaptación a la prótesis.

La intervención se desarrolló correctamente y durante la fase de seguimiento y tratamiento de esta, el paciente decidió abandonar el tratamiento, para ponerse en manos de otra clínica con la consecuente interrupción del nexo causal.

La intervención se realizó correctamente y durante la fase de seguimiento el paciente decidió abandonar el tratamiento

El Juez, determinó en su Sentencia, que el médico en su ejercicio profesional es libre para escoger la solución más beneficiosa para el bienestar del paciente, poniendo a su alcance los recursos que le parezcan más eficaces en todo acto o tratamiento que decide llevar a cabo. Siempre y cuando, sean generalmente aceptados por la Ciencia médica o susceptibles de discusión científica. De acuerdo, con los riesgos inherentes al acto médico que practica en cuanto está comprometido una obligación de medios en la consecución de un diagnóstico que tiene como destinatario la vida, la integridad humana y la preservación de la salud del paciente. De la misma manera, se expuso en la Sentencia que la representación del paciente no probó que la actuación del demandado fuera negligente, ni se probó que no actuara conforme al protocolo.

Al margen de lo anterior, quedó probado que el paciente fue informado adecuadamente de los procedimientos a los que se iba a someter. El estado bucodental previo era patológico y tratado mediante prótesis previa, asimismo, se llevó un adecuado seguimiento en consulta, intentando el doctor mejorar la situación oclusal del paciente mediante el ajuste de las coronas. De hecho, en la última consulta le retocan la articulación, tal y como recomiendan desde el Hospital. Sin embargo, el paciente no acude posteriormente a las consultas, ya que decide de forma unilateral continuar el tratamiento desde otra consulta.

El paciente fue informado adecuadamente de los procedimientos a los que se iba a someter

Consecuentemente, el Juez establece que al no haberse acreditado ninguna negligencia médica no ha lugar a la indemnización pretendida por la paciente, ascendente a más de 60.000€, condenando en costas a la parte actora y absolviendo al doctor de todos los pedimentos de la demanda.

Artículos relacionados:

La Covid-19 reconocida como enfermedad profesional

La Covid-19 ha sido reconocida como enfermedad profesional para todo el personal sanitario y sociosanitario. Así se ha acordado como parte de un Real Decreto-Ley aprobado en el Consejo de Ministros, tal y como ha apuntado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. La medida continua con el reconocimiento del Gobierno con los profesionales sanitarios, que ya anteriormente consideró la Covid-19 como accidente laboral.

Anteriormente el Gobierno ya había considerado la Covid-19 como accidente laboral

De esta manera, el ministro se ha referido a aquellos profesionales sanitarios y sociosanitarios que han contraído Covid-19 en el ejercicio de su profesión. “Ello va a permitir, en determinadas circunstancias, una mayor protección”, ha sentenciado. Por ejemplo, se ha precisado que se incluyen también las “posibles secuelas”.

Asimismo, la declaración de la Covid-19 como enfermedad profesional atañe al amplio espectro del que se compone el personal sociosanitario. Es decir, también afecta aceladores y otros trabajadores que desempeñan su labor en la sanidad, según ha especificado el ministro.

No obstante, tal y como pudo declarar en la rueda de prensa el titular del Ejecutivo, la norma excluye a trabajadores de limpieza o mantenimiento si su contratación se hace por medio de contratas, aunque trabajen en un centro sociosanitario.

La medida, según ha deslizado el Gobierno, tendrá carácter retroactivo. En este sentido, esta condición será reconocida en aquellos que contrajeron el virus desde que la OMS elevó la alerta al nivel de pandemia y su vigencia durará “hasta el fin de todas las medidas de prevención”.

La medida tendrá carácter retroactivo, de modo que contempla a todos los profesionales que contrajeron el virus desde que la OMS declaró la pandemia

Es decir, un sanitario tendrá cobertura para la Seguridad Social si mañana o dentro de diez años contrae una enfermedad derivada de este contagio que se produjo desde la declaración de la pandemia internacional por la OMS y hasta que las autoridades sanitarias levanten todas las medidas de prevención contra el Covid-19.

Sin embargo, en el caso de contingencia profesional derivada de accidente de trabajo únicamente se tiene una cobertura durante los cinco años posteriores al contagio. Además, el reconocimiento de la enfermedad profesional amplía la protección de los trabajadores a efectos de pensiones o indemnizaciones a lo largo de toda la vida, si la enfermedad provoca secuelas o muerte.

Al mismo tiempo, Escrivá ha anunciado que los trabajadores sanitarios jubilados van a poder compatibilizar, de manera extraordinaria, su actividad laboral con su jubilación.

En este sentido, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) acogió en principio “con satisfacción” su avance como el logro de la consecución de una de sus peticiones más insistentes durante la pandemia. En este sentido, la organización alegaba que no era suficiente la consideración como accidente de trabajo, una reclamación a la que posteriormente se fueron sumando diferentes organizaciones.

Las CESM ve con satisfacción está consideración, ya que consideraba insuficiente la consideración de accidente laboral

No obstante, la Confederación no considera respondidas sus demandas a este respecto, ha señalado que únicamente se ha aprobado esta consideración a los contagiados durante el período que media entre la declaración de la pandemia a nivel internacional y el cese de las medidas para combatirla.

El SARS-CoV-2 puede mantenerse como una enfermedad prevalente en el futuro, manifestándose también una vez superada la fase pandémica”, han subrayado. Así las cosas, han reclamado una mayor cobertura para los profesionales por su puesto en primera línea. “Demandamos que la Covid-19 sea incorporada al catálogo de enfermedades profesionales de las del RD 1299/2006 para el personal sanitario”.

Por otro lado, y aunque se ha reconocido la mejora de la situación con esta nueva norma, Cesm ha lamentado también que no se haya facilitado el mismo tratamiento para la consideración de profesión de riesgo para los médicos.

Desde Uniteco consideramos necesario está consideración de la Covid-19 para asentar la seguridad de los profesionales en el ejercicio de su actividad, pero aún faltan camino que recorrer. Es incomprensible, que para los profesionales que ejercen la atención domiciliaria no se contemple un posible contagio en una visita médica como enfermedad profesional. Por ello, nuestro seguro de vida, en caso de infortunio, te ofrece una cobertura acorde a tu situación personal, para que tu nivel de vida no se resienta garantizando los gastos que dejas de percibir.

Artículos complementarios:

Sabías que…

Sabías que Dermatología, Hematología, Oncología y Medicina Interna son las especialidades que han experimentado un incremento más grande en número de reclamaciones con un 400%, 300%, 200% y 200% respectivamente, en el 2020. Con el seguro Único de Responsabilidad Civil Profesional de Uniteco tendrás una cobertura, total los 7 días de la semana, los 365 días del año, para tener una seguridad jurídica plena ante cualquier reclamación, y que tu única preocupación sea el bienestar de tus pacientes

 

 

¿Cuál es el plazo para reclamar los gastos hipotecarios?

A finales de 2020, el Ministerio de Consumo publicaba una nota informativa sobre los gastos hipotecarios. Esta nota señalaba que el plazo para solicitar su devolución es de cinco años desde la publicación de la Sentencia del Tribunal Supremo, el 21 de enero de 2016. Esta sentencia declaraba abusiva dicha cláusula, ya que a partir de ese momento la persona afectada tuvo conocimiento de tal carácter abusivo.

El Ministerio de Consumo publicó, a finales del 2020, una nota sobre los gastos hipotecarios

De este modo, según la citada nota, el plazo de reclamación hubiese vencido el pasado 21 de enero de 2021. No obstante, la inexistencia de una sentencia del Tribunal Supremo que despeje las incógnitas al respecto produce que, en la práctica, existan resoluciones contradictorias, existiendo polémica en cuanto a esta cuestión.

Por ejemplo, la Audiencia Provincial de Valencia entiende que dicho plazo se inicia desde el preciso momento en que el consumidor pagó indebidamente dichos gastos (SAP Valencia nº 388/2019 de 27 de marzo, entre otras), mientras que otras Audiencias Provinciales como la de León (Secc.1.ª, Sentencia núm. 149/2018, de 16 de abril, Rec. 19/2018 núm. 376/2018 de 11 oct. 2018, Rec. 420/2018) la de Las Palmas (Sección 4ª, núm. 348/2018 de 14 jun. 2018, Rec. 1098/2017), la de Guipúzcoa (Sec. 2.ª, núm. 679/2018, de 17 de diciembre Recurso 21096/2018) o la de Girona (Sec. 1.ª, 846/2019, de 19 de noviembre Recurso 447/2019) entre otras, consideran que la acción de restitución es una consecuencia asociada a la declaración de nulidad y, por tanto, debe ser considerada imprescriptible, no existiendo plazo para su ejercicio.

El plazo de reclamación hubiese vencido el pasado 21 de enero de 2021.

Por su parte, las Audiencias Provinciales de Ciudad RealLa RiojaVizcayaPontevedraZamora u Ourense, entre otras, fijan el inicio del cómputo del dies a quo de la solicitud de restitución de lo indebidamente pagado, al momento en el que la cláusula impugnada fue declarada nula.

Así las cosas, y dado que por el momento no existe un criterio unánime que aúne, de una vez por todas, a las distintas Audiencias Provinciales, al ser necesario que un profesional interprete la cláusula correctamente, en el supuesto de que sea uno de los afectados por este tipo de prácticas bancarias abusivas, le invitamos a que se ponga en contacto con este despacho. Estaremos encantados en ayudarle a tomar las mejores decisiones.

Artículos complementarios:

«En el 2020 han aumentado un 144% las reclamaciones a sanitarios»

Conrado Núñez, CEO de DS Legal hace una valoración del año 2020 para el despacho de abogados DS Legal. Este año ha estado marcado por la irrupción de la pandemia y por el aumento de las reclamaciones médicas al personal sanitario. Este nuevo paradigma ha situado al profesional en una situación vulnerable, por lo que hace imprescindible el contar con una protección legal adecuada. Conrado Núñez, CEO de DS Legal Group, ha realizado una valoración de este 2020 en la que ha corroborado el incremento vertiginoso de las reclamaciones a profesionales sanitarios

Este nuevo paradigma ha situado al profesional en una situación vulnerable, por lo que hace imprescindible el contar con una protección legal adecuada

¿Qué valoración haces del año 2020? ¿Qué ha supuesto para DS Legal este año?
Ha sido un año donde el reto ha sido la palabra. Todo ha sido superarse de manera continua, sin descanso. Somos el despacho líder en la defensa del médico, y teníamos que cumplir con nuestros clientes y amigos.

En el principio de la pandemia, tomamos la decisión de abrir un asesoramiento gratuito, con una predisposición de todo el equipo de escuchar y ayudar al médico, de una manera cercana, humana y comprensiva. Eso supuso un reto enorme. Se multiplicaron las consultas recibidas en un periodo muy corto de tiempo.

Elementos nuevos como Consentimientos Informados en pacientes Covid, derivaciones forzosas, el espinoso tema de los epis, traslados forzosos, asignación de funciones de distintas especialidades, responsabilidad por toma de decisiones muy difíciles y complicadas, modificaciones legales continuas. En definitiva, un reto con grandísimas dosis de comprensión, temple y profesionalidad.

La valoración del año 2020 es el agradecimiento a todo el equipo que interviene en DS Legal, por demostrar de una manera tan brillante, la esencia de este despacho, vocación, pasión, dedicación, humanidad, comprensión, acorde a nuestra misión de ser la casa del médico en sus momentos difíciles, siendo el mejor despacho para ello.

En el principio de la pandemia abrimos un asesoramiento gratuito para los profesionales

¿Qué enseñanzas has obtenido con este año? ¿Perspectivas de futuro?
Tengo grabado en mi cabeza la frase de un amigo médico ¡Estamos en guerra, Conrado, y no vemos por donde nos vienen las balas. Esta frase reforzó, aún más, mi inquietud por ayudar de manera desinteresada, como hacen los médicos. De está manera, se lo he transmitido a mis equipos, el espíritu y la pasión de la profesión médica.

He vivido y vivo la gran pasión y humanidad de esta profesión. Sigo sintiendo la angustia y la impotencia de la primera ola, los fantasmas de la segunda ola y, la angustia y desamparo en esta tercera ola.  Y, detalles tan sencillos y simples como una llamada de teléfono, les ayuda a expresar y a desahogarse un poco de la presión que viven diariamente. Son los héroes de nuestro tiempo, y no pueden descargar sus temores con sus familias. Por ello, me sorprende inmensamente, y les admiro profundamente, al verlos llegar a sus casas con una sonrisa y totalmente agotados.
Por lo tanto, la importancia de contar con un equipo implicado, con ganas de trabajar en un ambiente de confianza, ha sido una gran enseñanza. Nos ha permitido ver un futuro esperanzador y brillante. No obstante, el futuro próximo hará equipos muy dinámicos y unidos, caracterizados por la confianza y el placer de trabajar por una idea común.

Son los héroes de nuestro tiempo, y no pueden descargar sus temores con sus familias.

¿Por qué un Profesional sanitario debe contratar el seguro ÚNICO INTEGRAL de Uniteco?
La práctica de la medicina cada vez es más compleja. El profesional sanitario cada vez debe de ser más consciente que debe estar asesorado permanentemente, y debe de cubrir los posibles riesgos que se derivan del ejercicio de la profesión. De hecho, es la única profesión en la que no se permite un simple error.

El facultativo debe contratar un seguro “personal”, no un seguro de Responsabilidad Civil que cubra un ámbito de actuación o de los denominados de “compañía”. El seguro Único Integral de Uniteco, está pensado como un seguro “personal” de Responsabilidad Civil del médico. De hecho, esta póliza está caracterizada porque cubre un amplísimo espectro de situaciones, y siempre, el profesional va a encontrar una respuesta por parte del seguro. En definitiva, sería el equivalente a comparar un Hospital como la Paz a un Centro de especialidades de provincia.

Se sorprendería al ver la gama de reclamaciones que recibe un profesional sanitario, la rareza es el común denominador. Por lo que, un seguro al uso, no es suficiente para un profesional en los tiempos que corren.

Además, Uniteco exige, con mucha determinación, que los profesionales que atiendan a sus médicos tengan en su ADN una gran humanidad, dedicación.  En definitiva, devolverles el fantástico trato qué recibimos en los momentos más difíciles, cuando la desesperación asola la sala de urgencias, o la incomprensión de una enfermedad, es decir, la sensación de protección que nos trasmiten
De hecho, el seguro único integral conseguimos una tasa de éxito de un 95%. Este gran resultado se debe a la colaboración de todos los intervinientes en una reclamación.

El seguro Único Integral de Uniteco, está pensado como un seguro “personal” de Responsabilidad Civil del médico

¿Han aumentado las reclamaciones a los médicos en el 2020?
Sorpresivamente el año 2020, también se ha comportado de una forma anómala en cuanto a reclamaciones se refiere. Los meses de confinamiento debieran haber detenido la tendencia de incrementos de reclamaciones, a la que nos estamos acostumbrando.

Esperaba una tregua al reconocimiento y la labor de nuestros médicos, o eso sería lo que pensábamos en marzo, abril, mayo o junio, sin embargo, en julio y agosto, la avalancha de reclamaciones fue impresionante, con un incremento de un 144,4% de siniestros.  Además, los meses siguientes han seguido marcando la misma tendencia de años anteriores, marcando una tendencia anual superior al 10% en el año 2020. En especial, se ha visto retratado esta línea en las especialidades de Dermatología y Hematología, con un incremento de las reclamaciones del 400% y el 300% respectivamente.

Asimismo, las especialidades de Oncología y Medicina Interna han aumentado un 200% el número de reclamaciones, aunque, era de esperar. Los retrasos en los tratamientos a causa de la pandemia han pasado factura. Es más, estos porcentajes a nivel técnico son una auténtica barbaridad.

Dermatología es la especialidad que más ha aumentado en el número de reclamaciones, con un 400% más que el año anterior. Hematología es la segunda con un incremento del 300%

¿Está la figura del médico adecuadamente protegida?
Si los políticos se exigieran la décima parte de lo que se exige a los sanitarios, no habría políticos. Creo que se exige mucha responsabilidad a la profesión sanitaria, mucha tensión y un marco jurídico que no protege lo más valioso de esta profesión, la relación médico paciente. Esta relación en las últimas décadas se ha desnaturalizado. Se ha convertido en una relación médico-usuario, dando lugar, a la denominada medicina defensiva

¿Qué ventajas tiene un profesional que tiene contratado única integral frente a uno que no?
Único Integral es un producto que han ido haciendo los médicos, a través de 50 años, para convertirse en el “único del mercado” que cumpliría el ser un Seguro Personal para el profesional sin otra serie de adjetivos innecesarios

¿Cuál es el principal problema legal al que se enfrenta un sanitario? ¿Importancia de tener protección jurídica hoy en día?
El principal problema al que se enfrenta un sanitario es el desconocimiento de las normas que rigen su actividad sanitaria.

¡La cantidad de problemas que se quitarían!, con un conocimiento sencillo de cómo hacer un Consentimiento Informado o la herramienta más básica, de cómo hacer una correcta Historia Clínica. No me refiero a la parte médica, sino conocer cuál es la estructura que debe de contener, qué se debe indicar, y un montón de pequeños matices legales.

Los médicos deberían incorporar a sus planes formativos una adecuada dosis de realidad jurídica. Aunque, en un principio, pudiera considerarse una materia correosa, si se plantea de una forma práctico-teórica, pueden resultar muy adictivos.

Artículos relacionados: