Soy médico y quiero constituir una sociedad con varios compañeros, ¿qué tipo de sociedad me interesa?

Teniendo en cuenta que se trata de una actividad profesional, lo normal es que os decidáis por constituir una sociedad profesional al amparo de la Ley 2/2007 de 15 de marzo, que entró en vigor el 16 de junio de 2007.

La creación de una sociedad profesional os permitirá ejercer conjuntamente vuestra actividad y acogeros a un régimen peculiar y diferenciado de otros tipos de sociedades. Asimismo, supone una garantía para vuestros clientes. Continue reading

Acuerdos con pacientes, ¿antes de finalizar el juicio?

En ocasiones, la actuación del médico o el odontólogo no es correcta, ya sea porque se incurre en un error de diagnóstico imperdonable, se desoyen con grave riesgo las indicaciones de un protocolo de actuación o se interviene una zona no programada. La casuística es infinita, pero se resume en que el acto médico objeto de valoración se realiza con dejación u obviando las normas básicas de cuidado de la profesión. Continue reading

Condenas por intrusismo profesional a médicos y odontólogos

Es relativamente común ver anuncios en la prensa donde se anuncian personas que se atribuyen la condición de médicos u odontólogos, pero que no llegan finalmente a dar el servicio que ofrecen debido a la no obtención de las licencias oportunas, o por circunstancias de muy diversa índole, ya sean personales o económicas. Continue reading

Pacientes en huelga de hambre, ¿cómo actuar?

La huelga de hambre es una de las formas reivindicativas pacíficas comúnmente usadas por los ciudadanos. Con ellas normalmente se pretende captar la atención del colectivo sobre situaciones que entienden injustas. En principio, la persona que comienza una huelga de hambre no tiene intención de poner en peligro su salud, cesándola en cuanto consigue captar la atención de los medios o de las personas, pero, ¿cuál es el papel del médico ante estas situaciones? Continue reading

¿Pueden las sociedades médicas ser responsables penalmente?

En el año 2010 se añadió el artículo 31 bis a nuestro Código Penal, que introducía la responsabilidad penal de la persona jurídica, ya sea en su nombre o por cuenta de esta, por representantes legales, administradores de hecho o derecho y empleados que no hubieran sido controlados de la manera adecuada. De esta manera se imita el modelo americano en el que las sanciones penales a la sociedad preveían incluso la pena de muerte, la disolución y la liquidación de la compañía. Continue reading