La demora en la asistencia puede suponer millones de euros de indemnización

Un ginecólogo ha sido condenado a indemnizar con 1.700.000 euros, más los intereses descritos en el artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro, a los padres de una recién nacida por una demora asistencial.

La madre ingresó en el hospital el día 5 de febrero de 2015 a las 10:30 h. debido a la rotura de la bolsa de líquido amniótico, procediendo así a la inducción del parto, a las 12:50 h., debido a la presencia de meconio. Aproximadamente 3 horas después, se tomó la decisión de someter a la paciente a una cesárea de urgencia, ya que el recién nacido se encontraba en riesgo. 35 minutos después se produjo el nacimiento. Continue reading

Un cambio de planes sobre la marcha puede acarrear consecuencias muy graves para el doctor

Analizamos un caso que comienza con la querella de un paciente contra el doctor que le intervino quirúrgicamente del hombro, con ocasión de una patología consistente en un síndrome subacromial en el hombro izquierdo.

En el momento de la intervención, y tras la firma del consentimiento informado, el doctor procedió a la operación de hombro del paciente, pero no del izquierdo, como se había determinado, sino del hombro derecho, ya que, según refirió el facultativo, el paciente había mostrado dolores también en el hombro derecho, decidiendo, en ese mismo momento, realizar la operación en dicho hombro aun conociendo que la intervención estaba programada para el izquierdo. Continue reading

Las declaraciones pueden vulnerar el derecho al honor

No es raro ver a profesionales sanitarios envueltos en una espiral de reclamaciones por no asesorarse jurídicamente desde un inicio. En este caso, un médico se vio inmerso en una “escalada judicial” por las alegaciones que formuló ante la Comisión Deontológica de su Colegio de Médicos, en contestación a la reclamación formulada por el familiar de un paciente. Continue reading

Realizar o no realizar todas las pruebas diagnósticas, esa es la cuestión

El principal problema que se encuentra todo profesional enjuiciado es que el resultado es ya conocido por el juzgador y los médicos que valoran el caso. Esta situación supone un hándicap en ocasiones imposible de salvar ya que, aun cuando la valoración debería realizarse ex ante, posición en la que se encontraba el profesional en el momento de los hechos, lo normal suele ser una valoración ex post, es decir, desde el resultado hacia atrás, para ver qué se podría haber realizado. La aplicación de este iter deductivo es contraria a derecho, pero sigue siendo el más utilizado, tanto por peritos como por jueces, a la hora de valorar las actuaciones y omisiones médicas. Continue reading