El CI no obliga al médico a ofrecer resultados garantizados

En esta sentencia haremos hincapié en dos aspectos que están a la orden del día y por los que llegan muchas demandas contra los médicos: el consentimiento informado y la responsabilidad del médico como una obligación de medios y no de resultados. A continuación, desarrollaremos los mencionados puntos con más detalle.

Sigue Leyendo

La praxis médica siempre se apoya en los protocolos médicos

Una mujer demandó a su servicio público de salud alegando que se le había privado de la capacidad de decidir sobre la interrupción de su embarazo ante el supuesto de malformaciones. Durante su embarazo se le realizó la prueba del pliegue nucal a los tres meses con resultado negativo y varias ecografías con un resultado normal. Todas estas pruebas indicaban que el bebé nacería perfectamente sano. Cuando finalmente dio a luz, el bebé nació con síndrome de Down y con graves problemas cardiacos, por los que tuvo que ser intervenido.

Sigue Leyendo

La ausencia de documentación clínica también condena a los médicos

Esta semana traemos una sentencia de segunda instancia en la que no solo se ratificó la mala praxis de un médico, sino que además se le duplicó la cantidad indemnizatoria hasta los 40.000 euros.

El caso se remonta a una primera reclamación de un paciente contra el facultativo por una necrosis en el pezón tras varias operaciones de mastectomía por ginecomastia. Tras este primer juicio el médico fue condenado por mala praxis y a indemnizar a su paciente con 20.000 euros.

Sigue Leyendo

Piden dos años de cárcel y 150.000 euros por homicidio imprudente a un obstetra

Una paciente pidió dos años de cárcel para un especialista en obstetricia, supuestamente responsable de un delito de homicidio por imprudencia profesional grave tras atender un parto que acabó trágicamente, con la muerte del bebé. Además reclamó 150.000 euros de indemnización por daños y perjuicios.

Sigue Leyendo

Los consentimientos genéricos terminan siempre en condena

Los consentimientos informados deben cumplir con unos mínimos requisitos para que sean efectivos. En muchas ocasiones los facultativos trabajan sobre documentos generales que no reflejan la naturaleza ni los riesgos de las intervenciones, lo cual termina siempre en condena cuando hay una reclamación de por medio.

En este caso una paciente de 64 años ingresó en un hospital para que se le practicase una operación de artroplastia total de cadera izquierda, siendo intervenida por un especialista en traumatología. Antes de la intervención, la demandante podía hacer vida normal, valiéndose por sí misma.

Sigue Leyendo