Coberturas de responsabilidad civil frente a la Administración

Muy raramente un seguro de responsabilidad civil profesional tiene coberturas frente a la Administración, el producto Premium Integral sí las recoge. Como parte de su trabajo el médico debe relacionarse con la Administración de diferentes maneras. Por eso a lo largo de los años se han ido incorporando a este seguro diferentes coberturas para amparar la diversa casuística de esta relación.

Es muy habitual que de situaciones de la actividad médica que parecen normales, se abran expedientes sancionadores, por una actuación mal interpretada o por diversas cuestiones. El seguro le presta la asistencia para responder a ese tipo de informes, que mal llevados pueden suponer una suspensión de empleo y sueldo o que impongan sanciones superiores a las que deberían ser. En el último extremo de que haya una suspensión de empleo y sueldo por sanción administrativa el seguro de responsabilidad civil profesional en su modalidad Integral le otorga una cobertura de subsidio.

En situaciones extremas donde la actuación médica ha tenido un resultado inesperado, o después de una intervención uno no se siente conforme con la actuación realizada, es normal que la gerencia solicite un informe de lo sucedido, en estos casos, donde tiene que primar no responder en caliente, es fundamental que se revise el escrito, porque no sería la primera vez que la contestación lleva matices auto inculpatorios que posteriormente en un proceso penal son insalvables, considerando en la mayoría de las veces por otros profesionales como correcta la actuación. La póliza integral también le protege en el caso de que tenga que elaborar informes o realizar declaraciones solicitados por el juzgado o la Administración Pública.

Tiene cobertura de asistencia a testigos en procedimientos judiciales o para declarar ante organismos públicos, de manera que se asesore sobre todo los trámites.

Además siempre puede acudir al servicio de asesoramiento jurídico telefónico en cuestiones como consultas sobre posibles abusos en el número de guardias y horas de trabajo, o en la atención sanitaria de especialidades que no son propias del facultativo, en cuanto a los partes de altas o bajas de sus pacientes o acerca de la redacción de certificados de defunción.

Nosotros pensamos que el mejor seguro y el más barato es que el paga los siniestros, ofrece el servicio esperado por el asegurado e integra el mayor abanico de posibilidades de defensa frente agentes externos.

Todas estas características son ventajas de un seguro que pretende proteger al médico en todos los aspectos de su actividad profesional, para que solo se tenga que preocupar de ejercitar su profesión sin distracciones adicionales.

Dejenos su comentario.