¿Cómo debo actuar ante un accidente biológico?

En la consulta de hoy explicaremos cuál es la actitud que hay que seguir en caso de accidente biológico. Los pinchazos accidentales con agujas o las heridas con instrumentos cortantes suponen para el personal sanitario una trascendencia médica y legal importante.

Los profesionales de la salud presentan un alto riesgo de exposición laboral accidental al VIH, VHB y VHC, siendo los accidentes percutáneos los más frecuentes. Estos casos deben ser tratados como una urgencia médica, ya que, si requieren profilaxis, ésta debe ser proporcionada al trabajador accidentado en las primeras horas tras la exposición. Es obligatorio que cada centro sanitario disponga de un protocolo de actuación.

Se deben seguir las siguientes pautas de acción:

  • Comunicar el accidente de forma inmediata, poniéndose en contacto con la unidad de salud laboral, donde se indicará cómo actuar en función del protocolo que cada organización tenga establecido.
    • Se iniciará el protocolo de actuación.
    • Si el accidente se produce fuera del horario de la unidad de salud laboral, se acudirá de inmediato a urgencias generales.
  • Autorización para el estudio de la fuente.
    • Solicitará la autorización el médico responsable del servicio del paciente. Las autorizaciones están disponibles en los diferentes controles de enfermería. Se debe archivar en la historia clínica del enfermo.
    • El médico solicitante deberá informar de los resultados derivados del estudio al paciente interesado.
    • Se debe solicitar la autorización del paciente, expresa y por escrito, mediante el consentimiento informado, para someterse a la prueba analítica que demuestre la presencia de anticuerpos o enfermedad. La prueba debe considerarse voluntaria.
  • Volantes de la fuente.
    • El mismo médico debe rellenar un volante blanco de urgencias, remitido a salud laboral y firmado por el médico solicitante, en el que conste el motivo de exposición accidental. El servicio de laboratorio estudiará las muestras remitidas del trabajador y de la fuente según protocolo.
  • Informe de urgencias.
    • Se resumirá el tipo de exposición, con o sin fuente conocida, sin especificar nunca el nombre de la fuente probable de contagio, así como las medidas profilácticas indicadas en su caso. En el informe deberá constar el número de historia clínica de la fuente.
  • Volante del trabajador.
    • Se debe rellenar un volante de analítica urgente en el que conste que se trata de una exposición accidental del trabajador, indicando si se trata de una fuente conocida o no, entendiendo que si la fuente no accede a su estudio, se rellenará el volante como fuente desconocida.
    • El servicio de laboratorio determinará serología VIH urgente a la fuente, entregando el resultado en menos de 4 horas. El resto de serología (VHB y VHC) se entregará en un plazo de 48 horas.
    • El médico adjunto de urgencias valorará los tratamientos profilácticos que se deben iniciar según el protocolo. En caso de duda, deberá consultar al responsable de salud laboral o al médico internista de guardia.
  • Se remitirá al paciente a consulta de salud laboral solicitándola en el servicio de admisión.
  • Se deberá firmar el parte de accidente laboral disponible en el control de urgencias y dárselo al trabajador. El interesado debe presentarlo en personal.
  • Se realizará un seguimiento en consulta de salud laboral, debiéndose abrir la ficha correspondiente que quedará, junto con todos los análisis, archivada en una Historia independiente del archivo general del hospital.

Es fundamental recordar que en estas circunstancias es imprescindible extremar la confidencialidad de la historia clínica.