¿Cómo defenderse ante inspecciones por la dispensación de recetas médicas?

En los últimos tiempos, debido a la crisis, se están produciendo multitud de cambios normativos relativos a la dispensación de recetas médicas y con ello un seguimiento continuado por la Inspección de Farmacia de la Delegación de Salud para detectar anomalías.

En DS Legal Group se han recibido, en numerosas ocasiones, llamadas telefónicas de profesionales sanitarios que han sido citados para tener una reunión con dicha Inspección por supuestas irregularidades cometidas en la emisión de recetas, sin que se les haya facilitado traslado previo del expediente ni de documentación alguna sobre el mismo.

Las declaraciones realizadas por el personal sanitario en esta entrevista con la Inspección son de vital importancia ya que, aunque se trata de un trámite administrativo previo que no supone un expediente sancionador, tras esta fase de investigación puede tener lugar la apertura de un procedimiento disciplinario, en el cual lo declarado en la referida reunión podrá ser utilizado en su contra, pues constará en el propio acta que se firma al finalizar la misma.

Es por ello que a pesar de que desde tal Inspección se suele informar sobre la no necesidad de acudir a la reunión con abogado, incluso se ha llegado a recomendar ir sin él, lo cierto es que dado que se trata de un expediente informativo previo, las declaraciones que se realicen en la entrevista pueden ser decisorias para un posible futuro expediente disciplinario, el cual puede conllevar sanciones tan graves como la inhabilitación o la suspensión de empleo y sueldo, entre otras, por lo que es recomendable asistir con abogado en aras de que le asesore en sus declaraciones, en tanto en cuanto las mismas pueden conllevar consecuencias graves, más aún cuando no se tiene conocimiento del caso de que se trata al no habérsele informado con anterioridad a la reunión con la Inspección, generando ello una clara posición de indefensión.

De este modo, teniendo en cuenta los continuos cambios normativos anteriormente referidos, con el objeto de evitar verse implicado en este tipo de procedimientos, se recomienda estar constantemente actualizado en cuanto a la normativa en materia de recetas médicas se refiere.

La actualización se puede hacer vía intranet, a través de las correspondientes comunicaciones, o a través de las Consejerías de Sanidad, pues en el caso de que tras esta fase informativa llevada a cabo por la Inspección de Farmacia se abriera el oportuno expediente sancionador para depurar responsabilidades de orden administrativo, la Ley 29/2006 de Garantía y Uso Racional de Medicamentos y Productos Sanitarios prevé multas de entre 3.000 y 30.000 euros por la defectuosa confección de las recetas, o el incorrecto uso de las mismas, además de inhabilitaciones y suspensiones de empleo y sueldo, entre otras sanciones, como ya se anunciaba con anterioridad.

Silvia Zaro Ballesteros
Letrada de DS Legal Group

Dejenos su comentario.