Cuidado con las ofertas: lo barato sale caro

Algo tan a priori inocuo como usar una palabra u otra a la hora de definir algo puede tener graves consecuencias en el caso de la redacción de las condiciones que conforman un seguro. Esto incrementa más aún el riesgo en el caso de las pólizas de responsabilidad civil profesional.

En estos momentos de relativa euforia tras unos años complicados en cuanto a la economía, emergen, en todo el ámbito comercial, diversidad de empresas con ofertas en principio maravillosas y difíciles de rechazar.

De entrada, y enfocando este tema en el seguro de responsabilidad civil profesional, como usuario tendríamos que hacernos la siguiente pregunta:

¿Por qué estas nuevas ofertas no salieron cuando nadie quería o podía asegurarme con unas buenas condiciones, no económicas para la empresa, sino para mí como asegurado?

La respuesta es obvia: tan solo aquellas empresas serias y con una trayectoria intachable pueden mantener ciertos riesgos en el tiempo con un nivel de exigencia en la calidad del servicio ofertado que sea único.

Y volviendo al tema del lenguaje… también es fácil sacar ofertas novedosas con un uso ambiguo del lenguaje, queriendo parecer decir una cosa cuando en realidad lo que se dice es lo contrario, como por ejemplo aseverando que “se cubre la responsabilidad del incumplimiento de la obligación de obtener el Consentimiento del paciente, cuando se demuestre que no ha existido dolo por parte del facultativo en su incumplimiento” y en el mismo condicionado poniendo como expresamente excluido: “responsabilidad derivada de actos u omisiones intencionados, dolosos o fraudulentos, así como la que pudiera resultar de la inobservancia dolosa de las disposiciones legales”.

En estos momentos en los que también la situación económica parece agudizar el “ingenio” de los pacientes a la hora de reclamar, es fácil salir al mercado con este tipo de ofertas, pero dejan de ser ofertas y además novedosas cuando, por ejemplo, Uniteco Profesional cubre las reclamaciones originadas por el consentimiento informado desde hace ya más de 45 años. Esto lo pueden demostrar los miles de clientes que han pasado por el amargo trago de una demanda basada en el consentimiento informado y que han salido airosos del trance.

Ya lo hemos advertido en anteriores ediciones de Lex Sanitaria: ojo con los chollos y las ofertas, las coberturas, la calidad y el servicio será lo primero que se resienta en su seguro de responsabilidad civil profesional.

El médico con el Producto Premium Integral, sabe que cuenta con un seguro Único que recoge la mas amplias coberturas con las definiciones más claras para el asegurado con un precio muy competitivo.

David de la Torre
Dpto. Responsabilidad Civil
Uniteco Profesional Correduría de Seguros

Dejenos su comentario.