La necesidad de la especialización en seguros

La medicina es una de las ramas del saber en las que su plan de estudios está perfectamente parametrizado para formar a sus especialistas. Dentro de cada especialidad los médicos tratan las dolencias y los síntomas asociados a su campo de actuación.

Aunque existen muchos productos generalistas, como pueden ser los de coche o de hogar, existen infinidad de seguros altamente especializados que exigen profesionales que conozcan al máximo sus particularidades y estén al día para modificarlos según las necesidades de los profesionales a los que hay que cubrir.

Dentro de los seguros de responsabilidad civil existen, a su vez, diferentes tipos, normalmente divididos por profesiones o por actividades. Esto se debe a que cada profesión tiene todo un mundo casuístico en su día a día y los seguros que cubren esta actividad deben –para mayor tranquilidad del profesional- asegurar su actividad.

El mejor seguro es el que paga los siniestros, como ya hemos dicho muchas veces, y el que cubre las expectativas del asegurado. Cuántas veces nos hemos encontrado casos en los que creíamos estar cubiertos y nos hemos encontrado con la insuperable barrera de la letra pequeña, la que nos trae las sorpresas cuando pensábamos que solo teníamos que dar el parte y olvidarnos del tema.

En la profesión médica, la seguridad que da un –valga la redundancia- buen seguro es más necesaria si cabe ya que los siniestros afectan al futuro profesional del médico. Estos seguros no deben cubrir exclusivamente las consecuencias no deseadas de la práctica médica, deben de amparar al profesional en todo lo que pueda resultar lesivo en su profesión y también deben ofrecer una defensa jurídica solvente, generosa y experimentada.

El único seguro de responsabilidad civil profesional sanitario con más de 30 años de experiencia contrastada es el de Uniteco Profesional que cubre estas expectativas y más al tratarse de los únicos especialistas en esta área desde hace más de 40 años. Además, la protección legal está sobradamente contrastada en cientos de litigios que se han solventado con éxito.

De la misma manera que a un familiar le recomendaría a un cirujano maxilofacial para una reconstrucción mandibular por un cáncer frente a un médico general, hay que cuidar con especial mimo a su seguro de responsabilidad civil profesional, un seguro que le da la tranquilidad en el ejercicio de su profesión.

Dejenos su comentario.