Fallece un bebé por negligencia médica: le administraron una dosis diez veces superior a la necesaria

Un grave error médico terminó con el fallecimiento de un bebé el pasado mes de febrero en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. El menor, de nueve meses, había sido sometido a un trasplante de corazón unas semanas antes, por lo que, entre los fármacos indicados tras la intervención, se encontraba el micofenolato, un inmunosupresor utilizado para tratar a pacientes con trasplante.

En una de las aplicaciones del fármaco, se le suministró por error un gramo, cuando la posología indicada en el tratamiento era de 100 miligramos. Una dosis 10 veces mayor a la indicada que fue fatal para el bebé. La negligencia le produjo una necrosis intestinal que provocó su fallecimiento dos semanas después.

Los padres han interpuesto una denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid, entendiendo que se trata de un delito de homicidio por imprudencia profesional grave. Tras la presentación de la denuncia, el Juzgado está investigando el origen de este error, tratando de averiguar si fue el médico quien prescribió equivocadamente la dosis o fue la enfermera quien la administró de manera incorrecta.

La asociación El Defensor del Paciente ha declarado que no entiende que por parte del Hospital “no se haya ofrecido una explicación a los padres y, fundamentalmente, que no hayan aportado ayuda psicológica para ayudarles a superar este duelo”. Desde la Consejería de Sanidad y el propio centro han rehusado hacer declaraciones y se han puesto a disposición de la justicia durante la instrucción del procedimiento.