Falsa seguridad, más habitual de lo que creemos

Muchas veces contratar un seguro es una especie de descarga de conciencia. Necesitamos una seguridad para cubrir los posibles daños a bienes y nos contentamos con el primer seguro que se nos cruza.

Hacemos oídos sordos a eso que se nos da tan bien cuando nos interesa algo de verdad -buscar segundas opiniones en foros- o incluso cuando nos dfa por explorar nuevos terrenos –consultar vídeos de YouTube, de esos tipo “cómo se hace”-.

El caso es que contratamos muchos de nuestros seguros engañándonos a nosotros mismos con un “no me va a pasar a mí”. Finalmente acaba pasando lo que podía llegar a pasar y nos acabamos llevando la falsa sorpresa de una falta de cobertura, ya sea por las condiciones o por el capital contratado. Ahí llegan los lamentos, luego la falsa indignación contra la aseguradora y, finalmente, la aceptación de no haber sido lo suficientemente diligentes a la hora de contratar nuestro seguro.

Esta situación puede personalizarse con cualquier seguro: autos, hogar, … En estos casos lo habitual es que los desperfectos que tengamos que cubrir por un seguro no del todo bien hecho supongan un pequeño desequilibrio económico, o quizás algo más grande. En todo caso superable.

El problema surge cuando esa situación general que mencionábamos antes se personaliza en un seguro de responsabilidad civil profesional. En el caso de los médicos lo que está en juego no es un pequeño desequilibrio económico, sino más bien puede suponer un auténtico antes y después de esa situación, para mal, claro.

Un siniestro de responsabilidad civil profesional sanitaria supone muchos quebraderos de cabeza por las consecuencias que suele traer un mal pronóstico deficientemente comunicado, o un desenlace inesperado –aunque probable dentro de la medicina- para el paciente y su familia.

En el caso de caer en manos inexpertas o “baratas”, ¿qué es lo primero que tendríamos que hacer?, ¿dónde encuentro un abogado?, ¿qué argumentos puedo utilizar?, en definitiva: ¿qué me espera?

En Uniteco Profesional llevamos 45 años defendiendo a los médicos de acusaciones de mala praxis profesional, sabemos de lo que preocupa a los médicos y cómo resolverlo, en algo que es vital para ellos: su profesión y su patrimonio.

Por todo esto siempre recomendamos que no escatime en un buen seguro, su tranquilidad se lo agradecerá.

Dejenos su comentario.