La importancia de un buen asesoramiento

En cualquier aspecto de nuestra vida, ya sea personal, social o profesionalmente, es bueno contar con un buen asesoramiento. En los seguros ocurre lo mismo ya que el precio no es el único factor que determina el valor de un buen seguro.

Este asesoramiento se puede entender de diversas maneras:

– En nuestra vida personal el “asesoramiento” podrían ser los consejos que nos puedan dar en relación a la educación de los hijos, basados en su experiencia.

– En nuestra vida social, como ejemplo, un “asesoramiento” puede ser la formación en las normas sociales establecidas para facilitar la relación entre las personas.

– En nuestra vida profesional el “asesoramiento” se ejemplifica cuando nos dejamos aconsejar por expertos dependiendo de la situación profesional que precisemos en cada momento.

Hay determinados aspectos de nuestra vida social-profesional en la que muchos tendemos a no dejarnos asesorar, quizá porque creemos tener la suficiente información como para poder decidir.

El mundo de los seguros es un ejemplo claro de esto último. ¿Quién en una conversación acerca de un golpe con el coche, no conoce las modalidades del seguro de autos y no hemos dado nuestra opinión? En estos casos además se suele alardear de haber conseguido el menor precio, sin reparar en las coberturas que pueda tener ese seguro.

Por eso muchas veces un seguro no cumple con las expectativas generadas ya que se ha contratado mal. Aquí entra en juego lo que comentábamos al principio de este artículo hablando del “asesoramiento”.

Para realizar una buena contratación, y como en cualquier ámbito, existen profesionales especializados y con experiencia a quienes deberíamos acudir a la hora de plantearnos la contratación o no de un seguro. Esos profesionales son los mediadores.

Hasta la propia Comunidad Económica Europea en su recomendación 92/48, destaca la importancia, como elemento esencial para la protección de los asegurados, de la contratación de su seguro a través de un mediador profesional y especializado (correduría de seguros) para que le asesore y defienda sus intereses de forma independiente, incluso frente a la aseguradora.

Su labor es muy importante, pues además de analizar nuestras necesidades, nos dará un abanico de posibilidades, tanto entre las posibles aseguradoras como en las distintas coberturas y garantías que cada una nos puede aportar.

Aparte de esto, que es básico a la hora de tener un seguro (que esté hecho justo para lo que lo necesitamos), se encargarán también de los trámites cotidianos que podamos requerir de nuestra aseguradora, pero evitándonos el engorro que dichos trámites pueden suponer, como “perseguir” a un perito, llamadas telefónicas para hablar con tramitadores, seguimiento de las acciones de un abogado en caso de necesitarlo, etc.

Y lo que es más importante: se encargarán de velar por nuestros intereses, buscando en cada momento la aseguradora que nos pueda dar las mejores garantías al menor precio posible, y protegiéndonos incluso frente a nuestra propia aseguradora en caso de darse un conflicto de intereses.

Un claro ejemplo de esta labor es Uniteco Profesional, correduría especializada en el sector sanitario desde hace casi 45 años, siendo la correduría con la mayor cartera de médicos asegurados, lo que nos da más fuerza a la hora de negociar con las principales aseguradoras las mejores coberturas para nuestros asegurados.

David de la Torre
Dpto. Responsabilidad Civil
Uniteco Profesional Correduría de Seguros

 

Dejenos su comentario.