Los 5 errores más frecuentes al contratar seguros de responsabilidad civil

Es habitual encontrarse, a la hora de contratar un seguro, con una serie de costumbres que, en ocasiones, pueden llevarnos a contratar algo que no se ajusta a nuestras necesidades. En los seguros de responsabilidad civil profesional un error al contratarlo podría llevarnos a acabar respondiendo con nuestro patrimonio y, en los casos más graves, a tener que renunciar a nuestra profesión. Contar con Uniteco Profesional es un valor seguro a la hora de ejercer la profesión y protegerla con un seguro.

Extrapolar la manera en que contratamos seguros como los del coche o el de la casa al seguro de responsabilidad civil profesional es un error. Aquí mostramos las prácticas más habituales:

1. Caer en la trampa del precio
El precio es uno de los factores más llamativos a la hora de comprar un bien o contratar cualquier servicio. Comparar la contratación de un seguro solo por el precio es un error ya que detrás de un seguro tan complejo como este se esconden multitud de coberturas a las que no siempre es muy inteligente renunciar.

2. No confiar en un experto
En un mundo cada vez más interconectado la información está al alcance de un clic. Esta falsa confianza en encontrar la que pensamos que es la mejor solución lleva a sorpresas desagradables cuando tenemos que hacer uso de nuestro seguro. Existen muchos seguros de este tipo en España, pero ninguno mediado –como es el caso de Uniteco Profesional- por expertos en seguros para profesionales sanitarios. Cuarenta años de experiencia avalan nuestro trabajo en la defensa de los médicos.

3. Rebajar las condiciones del seguro
Este error está emparentado directamente con la elección de un seguro por el precio. Muchas veces pensamos que quitando ciertas coberturas dejaremos de pagar un dinero al que quizás pensemos que daremos un mejor uso. Pero, ¿cuánto vale su tranquilidad? Cuando tenga que afrontar una demanda millonaria, ¿cómo verá entonces ese pequeño ahorro que decidió retirar de la cobertura de su seguro? Déjese aconsejar por su asesor para tener el mejor seguro posible.

4. El “a mí no me va a pasar”
La inmensa mayoría de los profesionales sanitarios actúan con la mejor de las disposiciones, formándose en las últimas técnicas y conocimientos de su especialidad. A pesar de tener unos conocimientos insuperables no saben que muchas de las demandas por supuestas malas praxis vienen por defectos en la información que se presta al paciente. Este, en el uso de sus derechos y pensando que lleva la razón, puede reclamar. Es en ese momento en el que entra en juego su seguro de responsabilidad civil profesional. Si ha jugado a tener un seguro de mínimos, tendrá una cobertura de mínimos. En definitiva, un riesgo para su profesión y para su patrimonio.

5. Creer que todas las compañías son iguales
No todas las compañías son iguales, ni todos sus seguros. En el ámbito de la responsabilidad civil profesional la variedad en sus seguros es bastante amplia. Por otra parte, contar con un mediador como Uniteco Profesional le garantiza que sus derechos van a ser defendidos por un experto en la materia, que obligará a su compañía a cumplir con el contrato de seguro que firmó para que proteja efectivamente su desempeño profesional.

Dejenos su comentario.