Medicina General: Reclamado por 300.000 € por una intervención de urgencia

En la reclamación de esta semana abordaremos el caso práctico de una reclamación realizada a un médico de urgencia, cuya especialidad era la medicina general y que se vio en vuelto en una reclamación de más de 300.000 € más los gastos que se pudieran generar en el futuro por motivo de nuevas intervenciones médicas y medicación.

Durante unas vacaciones el cliente de un hotel sufría unos fuertes dolores de espalda por lo que llamaron a la recepción para que avisaran a un médico que lo reconociera.

El doctor procedió a ver al paciente, realizarle la anamnesis y la exploración. Tras un juicio diagnostico procedió a ponerle una inyección de Voltarén.

La siguiente noticia que tuvo este médico del paciente fue una demanda por una cantidad de 300.000 € más gastos, intereses, costas y los posibles tratamientos futuros.

El motivo de la reclamación se debió a que el paciente sufrió una fascitis necrotizante, para la que se hicieron necesarias más de 4 intervenciones, dos años de curación, rehabilitación y curas y posibles tratamientos futuros.

El reclamante basaba su reclamación fundamentalmente en una falta de información al paciente y una falta de asepsia al realizar la administración de la inyección, alegando el uso de agujas usadas y falta de esterilización con alcohol.

En esta ocasión el doctor se encontraba tranquilo pues había concertado una póliza con un límite de cobertura por siniestro de 1.200.000 €, pero ¿qué hubiera ocurrido si la cobertura que tenía fuera de 150.000 € o 300.000 € -cantidades que no cubrirían el 100% de los gastos- porque pensara que sus actuaciones son tan nimias que no se puede pensar que tengan consecuencias como las finalmente sucedidas?

Dejenos su comentario.