Más del 40% de las reclamaciones de los pacientes tienen su origen en el abandono del tratamiento

Esta semana nos centraremos en el estudio de las reclamaciones que muchos médicos y odontólogos reciben, que se deben principalmente a una falta del seguimiento del paciente o al abandono del tratamiento.

En la mayoría de las ocasiones el paciente se olvida que su colaboración es vital para el buen fin del tratamiento que se esté realizando ya sea, por ejemplo, un proceso de rehabilitación tras una intervención de rodilla, o las revisiones adecuadas tras un tratamiento de implantología oral. Nuestra recomendación es que el médico debe sensibilizar e informar al paciente de que todo el éxito depende en una parte importante de una correcta colaboración.

¿Cómo podemos realizar esta labor de concienciación con el paciente y demostrar que se le ha informado correctamente?
En el despacho DS Legal Group realizamos a nuestros clientes protocolos de información que deben ser entregados a los pacientes tras la realización de las técnicas quirúrgicas.

Se enseña que tras ciertos incumplimientos por el paciente se debe de tener una actitud proactiva y remitir cartas de información a los pacientes en las que exponer la necesidad de acudir a las revisiones y los riesgos a que se exponen en caso de incumplir el tratamiento:

Documentos de alta voluntaria o análogos, es decir cuando sabemos que el paciente ha abandonado el tratamiento.

Consentimientos informados completos en los que se contemplan estas necesidades y la información facilitada a los pacientes.

– Anotaciones en la historia clínica, donde dejar anotadas las evoluciones y explicaciones dadas a los pacientes.

Cursos de formación de médicos, enfermeros y auxiliares para transmitir la importancia del cumplimiento de esta información y recomendaciones para evitar las reclamaciones de los pacientes.

En la mayoría de los procedimientos los médicos y odontólogos alegan que el paciente abandonó el tratamiento e influyó en la falta de resultados del tratamiento, sin embargo no tienen las pruebas necesarias para acreditar estas afirmaciones.

Por todos estos motivos, nuestra recomendación se resume en prevenir, pues una prueba adecuada y abundante sobre el abandono del paciente ha supuesto más de un 98% de éxito en la defensa de las reclamaciones basadas en la falta de resultados.

Dejenos su comentario.