Los tres pilares de un seguro de responsabilidad civil profesional excelente

Ya llevamos más de un año y medio exponiendo casos de todo tipo y consultas legales que pueden ocurrir en el día a día de los médicos. La casuística es enorme y tiende a crecer debido al aumento de las demandas contra los médicos. Para estar bien protegido debe contar no con cualquier seguro, sino con el mejor seguro basado en tres pilares fundamentales.

En el momento en que llega una demanda contra un médico este se enfrenta a un mundo desconocido que solo conoce por referencias. En el quehacer diario se enfrentan a la enfermedad, a los diagnósticos, a los tratamientos, al trato con los pacientes… Pero las cuestiones legales son algo ajeno que suele llegar por donde menos se lo espera uno.

En ese momento es cuando entra en juego el seguro de responsabilidad civil profesional. Es importante destacar que es vital que se comunique la reclamación en cuanto se tenga conocimiento de ella, independientemnte de la obligación legal de comunicar a la aseguradora el siniestro en un máximo de 7 días porque cuanto más tiempo se tenga mejor será la defensa que se le ofrecerá.

En el momento en que en Uniteco Profesional se recibe un aviso por parte de un médico todo un equipo de expertos en tratar reclamaciones referentes al derecho sanitario se pone en marcha para trabajar sobre su caso. Este primer pilar es una parte fundamental ya que Uniteco Profesional velará porque los compromisos adquiridos con la compañía de seguros no solo se cumplan sino que lo hagan con la celeridad y la calidad que nos caracteriza. Nosotros estaremos a su lado en el proceloso mundo legal. Nuestra experiencia en miles de casos similares ayudarán a superar con éxito este trance.

Se le solicitará toda la documentación que esté disponible sobre el caso para que los abogados expertos en derecho sanitario puedan recomendarle las actuaciones que velarán porque el caso llegue a buen puerto.

Tras organizar las pruebas y estudiar la acusación se contará con peritos expertos en tratar temas de responsabilidad civil profesional. Este segundo pilar sustenta la argumentación de los abogados ya que se trata de expertos en la especialidad del médico demandado y que podrán corroborar que el tratamiento aplicado o las decisiones tomadas han sido las mejores para tratar al paciente que ahora demanda a su médico.

Y, por último, el tercer pilar es el aspecto económico del trabajo que se inició cuando se dio a conocer la demanda. Los seguros de responsabilidad civil profesional siempre contemplan un capital del que disponer en caso de siniestro. Por así decirlo, este capital es el que paga las facturas. Con este capital se dispone de abogados, de peritos, de procuradores, de otros posibles expertos intervinientes, de las fianzas judiciales si fueran necesarias pero además cubre la indemnización que estime el juez en caso de que se condene al médico.

Lo hemos comentado varias veces en Lex Sanitaria: en ocasiones la inocencia del médico no evita que se condene al médico ya que el juez puede estimar que el demandante tiene razón a pesar de que las pruebas y los peritos le demuestren lo contrario.

Por estas razones se debe confiar su seguridad profesional en un seguro solvente y amparado por casi 45 años de experiencia.

Dejenos su comentario.