¿Por qué debería preocuparme el seguro de responsabilidad civil?

La responsabilidad de los médicos en sus primeros años de residencia crece de manera gradual a lo largo de los años en los que se completa el MIR. Los conocimientos que se adquieren aumentan la responsabilidad que se tiene sobre sus actos médicos. Los médicos están legalmente obligados a cubrir esta contingencia a través de un seguro ad hoc que les permita responder ante demandas por supuesta mala praxis profesional. El matiz de esta afirmación es que la demanda se genera cuando el paciente cree que ha habido una mala praxis, no porque de hecho haya sucedido.

La mayor parte de estas demandas están relacionadas con errores o defectos en los consentimientos informados, por no hacerlos, por ser demasiado generales, por perderlos, extraviarlos o traspapelarlos, caso este último que no es responsabilidad del médico, pero sobre quien recae la culpa de su ausencia.

Como en todos los aspectos de la vida, lo más recomendable en caso de reclamación es acudir a profesionales con experiencia en el sector y con buenos equipos para poder sentirnos protegidos y saber que su trabajo se va a realizar con solvencia.

De la misma manera que un paciente que quiera tener una buena atención debe buscar a los mejores especialistas para dar solución a una patología médica, o el dueño de una casa que quiera hacer una reforma debe de buscar a buenos constructores o arquitectos, así deberíamos de hacer nosotros para cubrir nuestra responsabilidad civil profesional.

Quienes nos pueden ayudar en este sentido son o bien entidades aseguradoras expertas o, mejor si cabe, corredurías líderes en el sector. La ventaja fundamental de la correduría frente al contrato directo con la aseguradora es que el corredor mirará todas las posibilidades para cubrir lo que realmente quiere el cliente y en caso de que exista un conflicto con el contrato defenderá al asegurado frente a la aseguradora. Además en caso de que se sufra un siniestro, la correduría se caracteriza por su agilidad en la tramitación de éstos, convirtiéndose en nuestros asesores personales.

Son muchos los médicos escarmentados por una atención deficiente con los seguros de responsabilidad civil profesional. Las causas más repetidas son:

1. Falta de cobertura del siniestro.

2. Falta de información en la resolución del siniestro.

3.-Lentitud en la tramitación del siniestro.

4. Conflicto de intereses con la aseguradora.

Por estos y otros motivos defendemos nuestra labor como asesores y mediadores de seguros. Uniteco Profesional lleva trabajando ya 45 años codo con codo con el colectivo sanitario para dar las mejores coberturas, la mejor protección para conseguir una sanidad de calidad, el mejor trato individualizado al profesional cuando tiene un siniestro y la máxima tranquilidad para sus clientes.

 

Dejenos su comentario.