¿Por qué debería preocuparte tu jubilación y qué puedes hacer para despreocuparte?

Los últimos años no han sido los mejores para nuestro país. La situación económica y social ha dado un giro de 180 grados desde que comenzó la crisis. Numerosas reformas y recortes han inundado las primeras planas en diarios impresos y telediarios. Las perspectivas económicas actuales afectan también a nuestro futuro, en concreto nuestras pensiones.

Ahí es donde entra en juego la pregunta con la que titulamos este artículo. Desde Unespa, la patronal del seguro, se ha sugerido completar y mejor las pensiones públicas con rentas vitalicias de carácter privado, además de abogar por una fiscalidad que beneficie “mucho más” el cobro de este tipo de ahorros.

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, ha llamado a la concienciación de la sociedad sobre la necesidad de este tipo de ahorros para mejorar las rentas tras la jubilación. Pilar González también comentó en el Foro SER Cantabria que la necesidad de estos ahorros surge por de la “inflexión” que se va a originar en el ámbito de las pensiones públicas, para poder garantizar la sostenibilidad del sistema.

González de Frutos defendió que en el ámbito del ahorro para el futuro, como complemento a las pensiones públicas, el sector asegurador es “el más adecuado” para esa gestión ya que se trata de un “gestor de ahorro a largo plazo”. Para estos complementos, que como comentó deben ser rentas vitalicias, apuntó que la fiscalidad debería beneficiar más su cobro de forma directa.

La Asociación Empresarial del Seguros propone, a este respecto, separar rentabilidad y recuperación de las aportaciones, además de conceder un beneficio de reducción en la tributación si el cobro es en forma de renta. Pilar González plantea que se les aplique la reducción del 30% sobre la Renta al igual que a las rentas irregulares.

La pensión media actual es de 1.004 euros según el informe económico financiero a los Presupuestos de la Seguridad Social del próximo año. En este mismo informe también se refleja que aquellos que deciden alargar su vida laboral más allá de la edad de jubilación pueden llegar a percibir un aumento en dicha renta entre el 27% y el 53%, siendo este método otro gran complemento junto con la renta vitalicia.

De este modo si cualquier ciudadano quiere sumar un aumento a su pensión pública deberá complementarlo con una renta vitalicia de carácter privado, además de poder alargar su vida laboral con ese mismo fin.

Dejenos su comentario.