¿Por qué el precio no es lo más importante de un seguro?

 

Estamos habituados a que una de las razones de mayor peso a la hora de adquirir un seguro sea su precio. Sin embargo en muchas ocasiones –cuando se trata de productos importantes en nuestra vida- solemos optar por eso que llamamos “relación calidad-precio”. En el mundo del seguro ocurre algo semejante y no es buena idea decidirnos por lo más barato.

Como hemos dicho en varias ocasiones el mejor seguro es el que cubre los siniestros de los que queremos protegernos. El precio final dependerá de las circunstancias personales de cada asegurado.

Como expertos en seguros, un mundo tan oscuro para algunas personas, lo ideal es estudiar bien cuál es la situación de cada persona para asesorarle en la contratación del producto que mejor se adecue a sus circunstancias personales y profesionales y luego buscar la mejor relación calidad-precio-compaña de seguros.

Uno tiende a calcular los riesgos y a tomar medidas para paliarlos en caso de que se presenten. En estos tiempos que corren la planificación es más importante que nunca y tendemos a estudiar los pros y los contras de cada adquisición. Los seguros tampoco escapan a este procedimiento.

La evaluación de los riesgos siempre es subjetiva y, desde una posición en la que no sufrimos ningún siniestro, tendemos a minimizarlos. Dependiendo de esta minusvaloración es donde elegimos un seguro que podríamos considerar como necesario. El problema surge cuando necesitamos echar mano del seguro ante un inconveniente y nos damos cuenta –demasiado tarde- de que no nos sirve ya que elegimos un seguro que no amparaba nuestras necesidades. Es también en ese momento cuando descubrimos que, aunque no hemos pagado mucho por la anualidad de ese seguro, lo que nos ofrece apenas nos sirve. Esto ocurre en todos los seguros, desde el del coche, pasando por el de la casa, hasta los profesionales.

Cuando se trata de elegir qué queremos que nos cubra nuestro seguro es como acudir a un sastre a hacernos un traje a medida. Es el seguro el que se tiene que adaptar a nosotros y no al revés. En esta filosofía cobra especial relevancia el corredor de seguros. Este mediador debe conocer los seguros existentes en el mercado para ser capaz de asesorar de la mejor manera a sus clientes.

En Uniteco Profesional siempre le asesoraremos en función de sus necesidades, y hay que tener en cuenta que los seguros deben cubrir las pérdidas que podrían llegar a ocurrirnos contando con el desequlibrio económico de la situación.

De esta manera, y por este orden, recomendamos que los seguros de responsabilidad frente a terceros deben ser muy completos y prioritarios como puede ser el de los seguros de Responsabilidad Civil Profesional o el seguro de Responsabilidad civil de hogar, clínica o autos.

En segundo lugar habría que analizar los seguros que afectan a los ingresos y forma de vida de cada uno, siendo estos los seguros de vida, baja laboral transitoria, etc.
Y, finalmente, habría que observar los seguros de pérdidas patrimoniales, cuyos bienes son siempre sustituibles, aunque se tarde un tiempo en su restitución, como son el contenido del hogar, el todo riesgo del coche en la parte de daños propios, etc.

Si dedicáramos el mismo tiempo a los seguros que el que podemos dedicar a las finanzas del hogar o al banco tendríamos la tranquilidad de tener los seguros que cada uno necesita y probablemente a un menor coste que los actuales pues se adaptarían a las verdaderas necesidades.

En Uniteco Profesional podemos ofrecerle el mejor seguro que actualmente se ofrece en el mercado por ser especialistas en el sector sanitario por lo que nuestros productos están orientados a las verdaderas necesidades de este colectivo.

No escatime en su seguridad lo que es verdaderamente importante: su patrimonio y su profesión deben estar a salvo de cualquier eventualidad.

Dejenos su comentario.