¿Puedo cambiar de especialidad durante el MIR?

Esta pregunta es la que se hacen muchos residentes una vez han elegido especialidad tras el examen MIR. Las razones por las que se formulan esta cuestión son muy diferentes; la mala elección de especialidad ya que ven que no les gusta, el hecho de no estar contentos con el hospital que han elegido porque entienden que no les está formando bien o meramente por razones personales.

Cualquier persona ha pasado, en algún momento de su vida, por la difícil situación de tener que elegir hacia dónde dirigir su futuro profesional. A medida que crecemos estos escenarios son cada vez más complicados. Desde muy jóvenes nos toca elegir, en el colegio que si ciencias o humanidades, luego la elección de la carrera y así sucesivamente.

En la profesión médica esta incertidumbre llega a su máximo esplendor en el momento de elección de especialidad. Existe un amplio abanico de posibilidades para estos jóvenes médicos por lo que es muy común que surjan dudas en este contexto.

El Real Decreto 183/2008, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formación sanitaria especializada, regula los cambios excepcionales de especialidad. Sólo se contempla un cambio de especialidad en las siguientes situaciones:

  • Cambios de especialidad. No existe la posibilidad de cambio de centro hospitalario a la misma especialidad.
  • Cambios por causas excepcionales. El escrito de solicitud debe resaltar la excepcionalidad de las causas personales que le llevan a instar el cambio de especialidad.
  • El cambio tiene que ser siempre dentro de una misma Comunidad Autónoma. En caso contrario, la única opción es repetir el examen MIR.

Los requisitos exigidos en estas situaciones son:

  • Que sea la primera vez que se solicite.
  • Que se adjunte documentación que acredite las razones excepcionales por las que se solicite el cambio, es decir, un escrito del interesado explicando los motivos por los que desea el cambio, haciendo hincapié en la excepcionalidad de la motivación.
  • Que el cambio se produzca dentro del mismo centro o en otro de la misma Comunidad Autónoma.
  • Que exista plaza vacante acreditada en la especialidad que se solicita.
  • Que la petición se realice dentro del primer año de formación.
  • Que el solicitante haya obtenido en la convocatoria anual de pruebas selectivas para el acceso a plazas en formación sanitaria especializada un número de orden que le hubiera permitido acceder en dicha convocatoria a la plaza de la especialidad a la que pretende cambiar.

El procedimiento que se sigue en estos casos suele ser lento (unos 5-6 meses), ya que se requiere la autorización de los dos servicios, se tienen que reunir las comisiones de especialidad y aceptar las convalidaciones de las rotaciones, etc.

Estos procesos se inician con la solicitud del interesado a la Comisión de Docencia / Comisión Asesora de su Centro o Unidad, teniendo que acreditar las razones excepcionales que motiven el cambio de especialidad.

Posteriormente, se realiza el traslado de la solicitud por parte de la Comisión de Docencia junto con su informe a la Subdirección General de Ordenación Profesional. El Ministerio de Sanidad y Consumo solicitará un informe a la Comunidad Autónoma de la que dependa el Centro o Unidad, a la Comisión de Docencia del Centro o Unidad de destino en su caso, y a las Comisiones Nacionales de las dos especialidades implicadas (el informe de la especialidad de destino determinará, en caso de concederse el cambio, el curso y los términos en los que ha de producirse la incorporación).

Por último, con todos los informes, la Subdirección General de Ordenación Profesional resolverá lo que proceda y dará traslado a los interesados.

Para aquellos residentes que tengan la necesidad de solicitar el cambio de especialidad, desde aquí, la recomendación es que, en primer lugar, llamen al número que proporciona el Ministerio de Sanidad y comenten su caso. Si creen que tienen opción de una resolución satisfactoria, les damos mucho ánimo y recomendamos que acudan a su Comisión Docente para iniciar los trámites, pues cuanto antes lo inicien más posibilidades habrá de la consecución de un grato final.

Dejenos su comentario.