Se incrementan las reclamaciones contra médicos por altas laborales

Las altas laborales son frecuentemente una fuente de conflictos de todo tipo cuando no coinciden los criterios del médico y del paciente. Este aumento de reclamaciones contra médicos por la emisión de altas laborales con las que no están de acuerdo los pacientes puede llegar por diferentes vías.

Cuando hasta hace unos años la reclamación típica era acudir a la vía administrativa, en estos momentos se está viendo que aumentan las que se inician por la vía penal, aunque sea un camino, en el que hoy por hoy no suelen prosperar estas reclamaciones.

La singularidad de este incremento la encontramos en que los pacientes desechan hacer uso de la vía propia que la Ley General de la Seguridad Social y el Reglamento que la desarrolla ha establecido para impugnar las altas laborales, y prefieren iniciar otras vías de reclamación que pueden resultar más intimidatorias para el profesional médico, con lo que ello conlleva.

Esta actitud del paciente, a pesar de ser claramente errónea, causa una gran intimidación en el médico que, normalmente, nunca se ha visto en este tipo de situaciones. Es por ello que aconsejamos que cuando se reciba una citación por el Juzgado de Instrucción –por este o por cualquier otro motivo- se ponga de inmediato en contacto con especialistas para disponer de una defensa más efectiva, y si tiene el seguro con Uniteco Profesional, más aún.

Denuncias administrativas
La denuncia de carácter administrativo es aquella por la que el paciente solicita la apertura de un expediente disciplinario al médico para ser sancionado por una posible infracción de sus deberes como funcionario.

En este tipo de situaciones, si se procede a la apertura de un procedimiento disciplinario, el médico debe dar una explicación, verbal o por escrito, al instructor del expediente.

Para que esta respuesta o aclaración sea lo más adecuada posible, también aconsejamos informar de la citación o comunicación recibida a Uniteco Profesional para que un abogado pueda ayudarle en su defensa.

Otras vías de reclamación
Existen otras clases de reclamaciones a las que se puede enfrentar el médico y en las que es necesaria la asistencia de un abogado. Las más frecuentes son las quejas o reclamaciones ante el Defensor del Paciente o ante la Consejería de Sanidad. En estos casos, la posición del médico se limitará a emitir un informe con el fin de dar una respuesta a la queja planteada. No obstante, a pesar de la facilidad que pueda suponer la redacción de un informe, es muy conveniente contar con un letrado que le guíe en su elaboración para evitar otras posibles reclamaciones que pudieran producirse.

Las reclamaciones menos frecuentes que se pueden dar las encontramos en la esfera civil del ordenamiento jurídico, en la que el paciente va a pretender una indemnización por una supuesta mala praxis a la hora de emitir el alta. En este tipo de procedimientos es necesaria la asistencia de un abogado. Además, los plazos para contestar son muy breves, por lo que es importante no demorar la comunicación con el fin de que un letrado pueda dirigir su defensa cuanto antes.

La función del abogado no solo consistirá en dirigir el asunto desde el principio con la elaboración de la pertinente denuncia, sino que además le ayudará a evitar pérdidas de tiempo y resolverá sus dudas para poder defenderle en este tipo de situaciones con las mejores garantías.

Si ademas tiene el Seguro Premium Integral con Uniteco Profesional, no dude en contactar para que un abogado pueda ayudarle en su defensa.

Dejenos su comentario.