Reclamaciones por impuntualidad o por faltas de educación

Muchas veces no sabemos realmente qué tenemos en nuestros seguros pero lo que sí sabemos es qué queremos cuando lo contratamos, que no es otra cosa que una protección integral ante las actuaciones que podamos tener con los pacientes. A pesar de que a priori se pueda pensar que un seguro de responsabilidad civil profesional debe cubrir todo lo relacionado con lo que nos sucede con los pacientes, no siempre es así.

Es decir, no solo queremos -como es obvio- un seguro que cubra la indemnización que pudiera generar un fallo en nuestra reclamación sino que nos gustaría que todo lo relacionado con nuestra actividad laboral esté suficientemente cubierto.

Por ello debemos de buscar un seguro que cubra, por ejemplo, reclamaciones infundadas de pacientes, agresiones físicas o verbales de pacientes o familiares de los mismos, acusaciones falsas de presuntos acosos, cobertura jurídica en caso de supuestos hechos dolosos, defensa ante nuestras actuaciones como peritos, reclamación por daños a la imagen y una casuística tan amplia como las situaciones que se puedan dar en nuestra profesión.

Puede parecer que lo más importante solamente es la cobertura que tiene relación con una posible negligencia pero más del 20% de las reclamaciones tienen su fundamento en quejas no relativas a una actuación médica propiamente dicha como la puntualidad, la no firma de una baja médica, la no prescripción de medicamentos, abusos sexuales tras valoración o una supuesta falta de educación durante una entrevista.

Lo normal es que los seguros no cubran la asistencia jurídica en este tipo de situaciones, sin embargo Uniteco Profesional ha buscado para sus asegurados, a través de la póliza integral, todo un elenco de coberturas que garantiza siempre una valoración jurídica ante cualquier situación y la protección de expertos en derecho sanitario.

Dejenos su comentario.