Dos ancianos mueren en una residencia por una intoxicación alimentaria

Una grave intoxicación alimentaria acabó con la vida de dos ancianos de una residencia de mayores en Castilla y León. Los fallecidos presentaban pluripatologías previas que, al parecer, favorecieron el óbito de estos residentes. La intoxicación afectó también a una treintena de los mayores que utilizaban el servicio de comedor de esta residencia. Estos hechos se encuentran actualmente en manos del juez para su aclaración.

En este caso se aprecia claramente un caso de responsabilidad civil profesional del centro en la atención de sus residentes ya que la manipulación de los alimentos fue defectuosa, a falta de esclarecer los hechos.

Muchas veces nos hemos centrado en la responsabilidad de los trabajadores, pues son quienes están en contacto directo con los pacientes o con los usuarios del centro, pero en este caso las diligencias se han abierto contra el centro, lo que indica la importancia de contar con un buen seguro que cubra las eventualidades que puedan ocurrir en un centro de estas características, algo que no siempre se cumple pues se suelen contratar seguros genéricos que no contemplan las particularidades de un centro de mayores o porque los capitales cubiertos que deben hacer frente a una reclamación se quedan cortos.

Los seguros genéricos que cubren a este tipo de establecimientos no sirven ya que no cubren situaciones como esta, porque el producto no está especializado y porque la defensa jurídica que se ofrece no está experimentada en casos como este.

En cuanto a la responsabilidad de los trabajadores, en un caso de este tipo, no se juzga en un primer momento, pero sí se pueden ver llamados a declarar como testigos por el juzgado para esclarecer los hechos que han motivado la denuncia. En este sentido es importante contar con un seguro de responsabilidad civil profesional que contemple la cobertura de defensa jurídica ante cualquier situación relacionada con la actividad profesional ya que hasta hechos que no tienen que ver directamente con sus responsabilidades pueden ser objeto de un escrutinio en sede judicial.

El caso sigue actualmente abierto en el juzgado a la espera de recabar todos los datos y testimonios que encaminen a esclarecer unos hechos tan graves por las consecuencias fatales que han tenido.

Dejenos su comentario.