Si hubiera que elegir: ¿cuál es el seguro más importante?

Los seguros forman parte de nuestra vida desde hace muchos años. Estamos acostumbrados a asegurar nuestro coche, la casa, la salud… Pero no todos los seguros son igualmente importantes. De hecho, los más habituales suelen ser los que económicamente son menos relevantes. ¿Quiere saber cuál es el seguro al que no debería renunciar?

Ante las incertidumbres lo mejor es estar bien protegido, prever por dónde nos van a llegar los golpes es una manera inteligente de estar bien preparados ante lo que pueda pasar. Aquí entran en juego los seguros. Simplificando mucho su función, un seguro no es otra cosa que una promesa de futuro. Se trata de un contrato por el que si ocurren una serie de circunstancias se recibe algo a cambio, normalmente una compensación económica por el bien perdido o estropeado.

Es común, y algo en lo que ni siquiera pensamos, tener un seguro de coche, de la casa… seguros de bienes tangibles. En lo que no solemos pensar tan a menudo es en tener correctamente asegurados nuestros bienes intangibles, que no son otros que nuestra profesión y nuestra familia.

Aquí entran en juego el seguro de vida y el seguro de responsabilidad civil profesional, los dos seguros más importantes que podemos firmar en nuestra vida. La protección de bienes materiales es importante, desde luego, pero ¿es tan importante como para descuidar o regatear en lo que sostiene nuestra vida?

Evidentemente un seguro de vida no sustituye el bien perdido, pero al menos atenúa la pérdida económica que ocasionamos a nuestra familia. En cuanto a la responsabilidad civil hay que ser conscientes de que las demandas no llegan exclusivamente, como se suele pensar, por un error en la práctica médica. Muchas demandas acaban llegando ante un juez por descuidos en los consentimientos informados o por historias clínicas no exhaustivas que alargan durante meses los procesos judiciales porque no podemos demostrar una decisión médica. El simple descuido de perder un consentimiento informado puede hacer que perdamos un juicio, que se nos inhabilite. El problema es que podemos ser condenados por algo que no necesariamente está en nuestra mano controlar.

Desde Uniteco Profesional siempre recomendamos prestar especial atención a este seguro. Y, predicando con el ejemplo, somos los primeros en atender ese seguro actualizándolo cada año en las cantidades cubiertas, en coberturas ante casos que antes ni siquiera existían. Ofrecemos un seguro vivo que evoluciona con la profesión y la protege. Hace más de 40 años suscribimos la primera póliza de responsabilidad civil profesional sanitaria conocida en España. Ha llovido mucho desde entonces, han cambiado muchas cosas, pero no el resultado que ofrecemos: seguridad y protección, algo que hoy día es más necesario que nunca.

Dejenos su comentario.