Atención al detalle, crucial para evitar una reclamación

Concentración, atención al detalle y mucho esmero son aptitudes y capacidades con las que los médicos cuentan. Tienen un trabajo muy complicado donde cada detalle cuenta y un mínimo error puede ser crucial. No realizar una actividad con el cuidado suficiente puede conllevar una reclamación y una condena posterior.

Sigue Leyendo

Radiología: Condena de 200.000 € por no contar con un anestesista en una CPRE

En multitud de actos médicos no existen protocolos que indiquen al 100 % los pasos que se deben seguir o el personal con el que se debe contar. Estas lagunas, debidas a la propia naturaleza de la medicina –que no es una ingeniería-, es donde los peritos defienden la actuación de los médicos o la acusación trata de rebatir la técnica empleada. En el caso de esta semana el juez terminó por inclinar la balanza hacia los familiares del paciente.

Sigue Leyendo

Anestesiología: Demanda de 96.000 € por una lesión en el nervio radial izquierdo durante una canulación

Un paciente de 50 años se sometió a una septoplastia con anestesia general. Durante la canulación para administrar la anestesia se provocó una lesión del nervio radial izquierdo secundaria a la venopunción que evolucionó de forma anormal diagnosticándosele un síndrome doloroso regional complejo. El paciente formuló una reclamación judicial por 96.000 euros por una neuralgia del nervio radial de grado moderado, por los días de incapacidad temporal computados hasta su reincorporación al trabajo basándose en la relación contractual y extracontractual que le une al anestesista y a la clínica en la que se realizó la intervención y en la falta de información sobre esta posible complicación.

Sigue Leyendo

El consentimiento informado en los tratamientos anestésicos

Con motivo de una conferencia sobre responsabilidad civil sanitaria celebrada en el Hospital Universitario de Getafe, se detectaron las dudas fundadas que los facultativos especialistas en Anestesiología, tenían con respecto al consentimiento informado. Dicho facultativos, mostraron especial preocupación porque, en el desempeño de su actividad, es habitual que se deriven pacientes desde otros servicios del Hospital para proceder de inmediato a aplicar el tratamiento anestésico que corresponda, por lo que el tiempo para informar al paciente y asegurarse de que ha comprendido toda la información dada es muy limitado.

Sigue Leyendo

Se evita la prisión de un dentista y un anestesista en el último momento

Una intervención rutinaria en la consulta del dentista acabó en tragedia con la muerte del paciente. El juzgado de lo penal condenó al dentista y anestesista a un año y seis meses de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena y tres años de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión médica, además del pago de las costas causadas, por mitad, incluidas las de la acusación particular. En cuanto a la indemnización el juez dictaminó la cantidad de 66.422,20 € para compensar a los familiares del paciente.

Sigue Leyendo