¿Qué ocurre si me solicitan una historia clínica que no conservo?

Si bien se trata de una situación muy excepcional, las historias clínicas pueden extraviarse o destruirse antes del período obligatorio de conservación de las mismas, establecido en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, de Autonomía del Paciente, la cual señala que cada centro sanitario tiene la obligación de conservar la documentación clínica en condiciones que garanticen su correcto mantenimiento y seguridad para la debida asistencia al paciente durante el tiempo adecuado a cada caso y, como mínimo, cinco años contados desde la fecha del alta de cada proceso asistencial, cualquiera que sea el soporte en el que consten. Continue reading