Ginecología: solicitan 65.000 € por un incorrecto seguimiento del embarazo que terminó en la muerte del feto

Tres visitas, tres médicos diferentes. Ante la muerte del feto la paciente decidió demandar al tercero de los doctores que controló su embarazo por no evitar la pérdida del niño que esperaba. La sentencia dio la razón al doctor al considerar que no había infringido la lex artis ad hoc.

Sigue Leyendo