Las reclamaciones aumentan cuando el resultado no es el esperado: la medicina no es una ciencia exacta

Hoy día observamos un crecimiento exponencial del número de reclamaciones debido sobre todo al cambio de la relación médico-paciente. Actualmente el paciente se ha convertido en un consumidor y el médico en un vendedor de la sanidad. Este cambio de mentalidad que subyace de nuestro sistema capitalista provoca la falsa creencia de que la medicina es una ciencia exacta que debe garantizar resultados y que cualquier enfermedad es curable.

Sigue Leyendo