¿Qué utilidad jurídico legal tiene la historia clínica?

La historia clínica es una herramienta imprescindible y fundamental para el desarrollo del servicio sanitario, un medio donde se registran de forma escrita, completa y exacta los acontecimientos, necesidades y cuidados proporcionados a cada paciente durante su asistencia sanitaria. Pero, también es un ‘arma’ con finalidad jurídico-legal, capaz de probar ante un juez el abandono del tratamiento por parte de los pacientes, especialmente en los supuestos de tratamientos de carácter continuado, tales como los protésicos, implantológicos o estéticos.

Es por ello totalmente recomendable anotar en ella todas las citas concertadas con los pacientes, e igualmente, y no menos importante, a las que no acuden. De esta forma quedaría probado tal abandono en el supuesto de recibir una posible reclamación interpuesta por el paciente no satisfecho con el resultado del tratamiento.

En efecto, este abandono implica una ruptura del nexo causal entre el resultado que cabría esperar y la acción médica realizada. No permite que el facultativo realice todas las actuaciones necesarias para que el tratamiento sea finalizado con éxito, impidiendo así la asunción de responsabilidad en el supuesto de que resulte fallido.

En aras de que quede probado dicho abandono en la historia clínica, la misma ha de cumplir con los siguientes requisitos:  Ser objetiva, sin que se añadan juicios de valor, perjuicios u opiniones hacia el paciente; los datos que se registren deben ser precisos y completos, anotándose de forma clara y meticulosa, además de fechada los hallazgos que se vayan advirtiendo durante el curso clínico del paciente; el registro se ha de efectuar de forma simultánea a la asistencia y no en momento posterior;  se han de indicar las citas concertadas con el paciente, con inclusión de aquellas a las que no acude; se debe incluir cualquier tipo de desacuerdo que se produzca entre el paciente y el profesional médico, evitando en todo momento cualquier tipo de valoración subjetiva.

De este modo, la historia clínica junto con el consentimiento informado, en el que se informe al paciente de la continuidad del tratamiento a recibir y la necesidad de su colaboración para efectuarlo, constituirá ante un posible procedimiento judicial prueba de que el fallido resultado del tratamiento no se debe a la negligencia o impericia del profesional sanitario, sino más bien a la pasividad del paciente.

Para cualquier duda o incidencia que le pueda surgir, desde DS Legal, como despacho especializado en Derecho Sanitario, contamos con expertos en la materia que resolverán todas sus cuestiones y le asesorarán en el mejor modo de proceder a la hora de completar la historia clínica.

 

Elige el tratamiento más barato y reclama por los daños más cuantiosos

En este caso veremos algo que suele suceder muy a menudo en Odontología. Un paciente acudió a una clínica dental para hacerse una rehabilitación oral y, tras serle explicadas todas las alternativas, eligió la más barata, en este caso 5.000 € de coste. Después de que la rehabilitación fracasara, el paciente exigió una solución y reclamó por el importe de la alternativa más cara, 40.000 €, además de los daños y perjuicios supuestamente asociados. Continue reading

El poder de la historia clínica para demostrar la información ofrecida al paciente

¿Qué sucede en los casos en los que el consentimiento informado escrito es requisito legal y, pese a que informamos verbalmente al paciente, se nos olvida recoger la copia de dicho documento?

En primer lugar, debemos señalar que la ausencia de consentimiento informado escrito no es causa en sí misma de condena, a pesar de que, en los casos en los que es legalmente obligatorio, resta muchas posibilidades de éxito a su defensa. Continue reading

El enemigo en casa: hospitales contra médicos

¿Qué ocurre cuando se recibe una reclamación y las pruebas son manipuladas para apuntar hacia el facultativo? El profesional debe demostrar su inocencia desmontando las acusaciones y demostrando la falsedad de estas pruebas. Continue reading

Anulada la absolución a una funcionaria del Sergas por acceder al historial de su hija

Una funcionaria del Servicio Gallego de Salud (Sergas) accedió, entre junio de 2012 y abril del 2014, a la historia clínica de su hija nada menos que 68 veces. En primera instancia, no pudo acreditarse que esta no tuviera el consentimiento expreso de su hija, por lo que, la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra dictaminó su absolución. Continue reading