Reclaman homicidio imprudente para un doctor tras la muerte de su paciente por un cateterismo

En las actuaciones de los servicios de Urgencias el enemigo común es el tiempo. Los pacientes se acumulan, las patologías se precipitan y no siempre los medios diagnósticos han podido arrojar luz sobre la solución que se puede dar a cada paciente. En estos casos la información debida al paciente pasa a un segundo plano cuando lo que prima es la salud del paciente, aunque, como en este caso, no se pueda llevar a buen término.

Sigue Leyendo