Condena a un paciente por mails injuriosos a un médico

La libertad de expresión existe pero, como todo, tiene sus límites. Una sociedad necesita normas, aunque no siempre se cumplan. Todos podemos expresar nuestra opinión libremente pero las injurias hacia otras personas marcan el límite, como ocurrió en el caso de hoy. Sigue Leyendo