Reclama más de 3 millones tras quedar en estado de gran invalidez

Una paciente embarazada ingresó en un hospital para dar a luz, habiendo tenido dos cesáreas anteriores con insuficiencia renal por AINES y presentando, además, una hernia discal e insuficiencia renal. Se sometió a una cesárea de urgencia y, tras muchas dificultades para realizarle una anestesia epidural –siendo necesarios varios pinchazos– la paciente presentó pérdida de líquido cefalorraquídeo (LCR), por lo que el anestesista decidió practicarle una anestesia espinal. Continue reading