Infecciones hospitalarias, ¿negligencia o complicación?

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha condenado al SERMAS a abonar 60.000 € por el fallecimiento de un paciente debido a la infección de una herida por una bacteria hospitalaria, al no poder probar el servicio público que adoptó las medidas profilácticas a las que está obligado. Nos referimos a las infecciones nosocomiales que son aquellas infecciones adquiridas durante la estancia en un hospital y que no estaban presentes en el ingreso de un paciente a un centro sanitario o en fase de incubación en el momento del ingreso.

Sigue Leyendo