Cuidado con los impagos de las pólizas, las compañías las reclaman

Si bien la actual crisis económica afecta fundamentalmente a las entidades bancarias y a su actividad, existen efectos reflejos en el ámbito del seguro. Una de las más notorias consecuencias de la crisis es la protección realizada por los aseguradores de sus carteras de seguro, para evitar que se queden sin cobrar los recibos de aquellos asegurados que no anunciaron con dos meses de antelación la no renovación de su contrato.

Sigue Leyendo