El abandono del tratamiento puede suponer la ruptura del nexo causal

Todo problema tiene su causa. Cuando surge alguna complicación o dificultad tratamos de buscar la causa principal. En los procesos y litigios médicos es básico encontrar y demostrar el nexo causal entre una actuación y el posterior resultado. En algunos casos, como el que veremos hoy, son los propios pacientes los que provocan la ruptura de ese nexo al abandonar el tratamiento para solventar una dolencia, ya sea de manera definitiva o por un período concreto de tiempo, provocando así unos resultados diferentes a los esperados.

Sigue Leyendo