La medicina no es magia, es una obligación de medios

Ante una intervención nos exponemos a riesgos, los cuales se aceptan al firmar el consentimiento informado. A veces los pacientes tienen expectativas que no son posibles de cumplir, o esperaban más de un tratamiento. La frustración posterior tras no obtener ese resultado provoca litigios innecesarios.

Sigue Leyendo

La importancia del peritaje especializado en la resolución de demandas a médicos

Una paciente reclamaba una indemnización de 354.491,71 euros por las secuelas físicas y psicológicas ocasionadas por un supuesto retraso en diagnosticar una obstrucción intestinal y, a consecuencia de ello, la pérdida de un feto de 15 de semanas.

Sigue Leyendo

Un año y medio de prisión y tres y medio de inhabilitación profesional por un retraso diagnóstico

Los pacientes que llegan a hospitales de urgencia, en ocasiones, vienen derivados de clínicas privadas o centros más pequeños. Normalmente traen un diagnóstico previo pero eso no significa que tan solo se deba comprobar si es correcto o incorrecto. Hay que analizar la situación y realizar las pruebas pertinentes para averiguar el porqué del cuadro clínico. A esto se añade que debe hacerse en un tiempo que no produzca un retraso diagnóstico o una pérdida de oportunidad, tal y como ocurre en el caso que exponemos.

Sigue Leyendo

Las historias clínicas salvan demandas judiciales contra médicos

La historia clínica vuelve a demostrar su importancia no solo para la actividad asistencial, sino también por su papel en el caso de juzgar acusaciones de mala praxis. Una historia clínica completa y un seguimiento correcto del tratamiento pueden ser el salvavidas para los facultativos en caso de demanda.

Sigue Leyendo

Falsificar el consentimiento informado, un error que se paga

En algunas ocasiones las demandas de pacientes contra médicos se engrandecen incluyendo acusaciones que van desde la mala praxis hasta deficienciasen el consentimiento informado. Parte de estas son infundadas pero como veremos hoy en algunas de ellas hay parte de razón.

Sigue Leyendo