La prueba diagnóstica: pensamiento del paciente vs realidad

En la sentencia de hoy veremos la precisión de los riesgos de una prueba diagnóstica y profundizaremos en las reclamaciones que ponen los pacientes después de estas.

Una paciente acudió al hospital porque por presentar fuertes dolores en espalda y cuello y hormigueos en brazos y manos. Los médicos decidieron realizarle una prueba de electromiograma y estudio de velocidad de conducción nerviosa. El estudio se hizo en ambas manos, con electrodos de anilla para estímulo eléctrico de los dedos que iban a ser explorados, resultando negativo en el lado derecho y positivo de grado leve en el izquierdo. Además, como se quejaba de dolor cervical previo, se llevó a cabo la prueba de diagnóstico conocida como EMG.

Sigue Leyendo