Reclama 60.000€ de indemnización por daños causados durante una cirugía

En la Sentencia analizada, trataremos una reclamación derivada de una supuesta negligencia médica basada en unos daños causados al paciente durante una cirugía. En esta intervención se le produjo una luxación irreductible en la articulación temporomandibular.

El paciente manifestaba que tras acudir a la primera consulta odontológica presentaba fuertes dolores en la articulación temporomandibular que le impedían la masticación. Como consecuencia, de la colocación de implantes para después realizar un tratamiento protésico de rehabilitación mediante puentes, el paciente precisó de tratamiento medicamentoso con relajantes y calmantes ante la situación de malestar generada por los fuertes dolores en la mandíbula, llegando incluso al servicio de salud mental del hospital.

El paciente presentaba dolores en la articulación temporomandibular por lo que necesitó de tratamiento medicamentoso

Tras esta situación, el paciente acudió a otras clínicas dentales donde le recomendaron la extracción de las cuatro muelas del juicio y la retirada de los implantes, a lo que el paciente finalmente decidió someterse. Por ello el paciente solicitaba una indemnización que ascendía a más de 60.000€.

Por parte de la defensa del Doctor demandado, alegó las patologías previas del paciente, especialmente los problemas de articulación temporomandibular y sus problemas psiquiátricos, que tenían lugar desde antes de la realización del tratamiento odontológico. Además, se puso de manifiesto que el estado bucodental del paciente no era adecuado ni correcto. De hecho, el tratamiento tenía una finalidad funcional y, por ende, no estética. Asimismo, en el cuestionario de salud que firmó el paciente antes de iniciar su tratamiento odontológico, dejó referido que padecía un trastorno adaptativo mixto ansioso-depresivo. A mayor abundamiento, se aportó el Consentimiento Informado, que recogía además de la técnica realizada, las complicaciones inherentes y derivadas del tratamiento, tales como problemas de adaptación a la prótesis.

La intervención se desarrolló correctamente y durante la fase de seguimiento y tratamiento de esta, el paciente decidió abandonar el tratamiento, para ponerse en manos de otra clínica con la consecuente interrupción del nexo causal.

La intervención se realizó correctamente y durante la fase de seguimiento el paciente decidió abandonar el tratamiento

El Juez, determinó en su Sentencia, que el médico en su ejercicio profesional es libre para escoger la solución más beneficiosa para el bienestar del paciente, poniendo a su alcance los recursos que le parezcan más eficaces en todo acto o tratamiento que decide llevar a cabo. Siempre y cuando, sean generalmente aceptados por la Ciencia médica o susceptibles de discusión científica. De acuerdo, con los riesgos inherentes al acto médico que practica en cuanto está comprometido una obligación de medios en la consecución de un diagnóstico que tiene como destinatario la vida, la integridad humana y la preservación de la salud del paciente. De la misma manera, se expuso en la Sentencia que la representación del paciente no probó que la actuación del demandado fuera negligente, ni se probó que no actuara conforme al protocolo.

Al margen de lo anterior, quedó probado que el paciente fue informado adecuadamente de los procedimientos a los que se iba a someter. El estado bucodental previo era patológico y tratado mediante prótesis previa, asimismo, se llevó un adecuado seguimiento en consulta, intentando el doctor mejorar la situación oclusal del paciente mediante el ajuste de las coronas. De hecho, en la última consulta le retocan la articulación, tal y como recomiendan desde el Hospital. Sin embargo, el paciente no acude posteriormente a las consultas, ya que decide de forma unilateral continuar el tratamiento desde otra consulta.

El paciente fue informado adecuadamente de los procedimientos a los que se iba a someter

Consecuentemente, el Juez establece que al no haberse acreditado ninguna negligencia médica no ha lugar a la indemnización pretendida por la paciente, ascendente a más de 60.000€, condenando en costas a la parte actora y absolviendo al doctor de todos los pedimentos de la demanda.

Artículos relacionados:

«En el 2020 han aumentado un 144% las reclamaciones a sanitarios»

Conrado Núñez, CEO de DS Legal hace una valoración del año 2020 para el despacho de abogados DS Legal. Este año ha estado marcado por la irrupción de la pandemia y por el aumento de las reclamaciones médicas al personal sanitario. Este nuevo paradigma ha situado al profesional en una situación vulnerable, por lo que hace imprescindible el contar con una protección legal adecuada. Conrado Núñez, CEO de DS Legal Group, ha realizado una valoración de este 2020 en la que ha corroborado el incremento vertiginoso de las reclamaciones a profesionales sanitarios

Este nuevo paradigma ha situado al profesional en una situación vulnerable, por lo que hace imprescindible el contar con una protección legal adecuada

¿Qué valoración haces del año 2020? ¿Qué ha supuesto para DS Legal este año?
Ha sido un año donde el reto ha sido la palabra. Todo ha sido superarse de manera continua, sin descanso. Somos el despacho líder en la defensa del médico, y teníamos que cumplir con nuestros clientes y amigos.

En el principio de la pandemia, tomamos la decisión de abrir un asesoramiento gratuito, con una predisposición de todo el equipo de escuchar y ayudar al médico, de una manera cercana, humana y comprensiva. Eso supuso un reto enorme. Se multiplicaron las consultas recibidas en un periodo muy corto de tiempo.

Elementos nuevos como Consentimientos Informados en pacientes Covid, derivaciones forzosas, el espinoso tema de los epis, traslados forzosos, asignación de funciones de distintas especialidades, responsabilidad por toma de decisiones muy difíciles y complicadas, modificaciones legales continuas. En definitiva, un reto con grandísimas dosis de comprensión, temple y profesionalidad.

La valoración del año 2020 es el agradecimiento a todo el equipo que interviene en DS Legal, por demostrar de una manera tan brillante, la esencia de este despacho, vocación, pasión, dedicación, humanidad, comprensión, acorde a nuestra misión de ser la casa del médico en sus momentos difíciles, siendo el mejor despacho para ello.

En el principio de la pandemia abrimos un asesoramiento gratuito para los profesionales

¿Qué enseñanzas has obtenido con este año? ¿Perspectivas de futuro?
Tengo grabado en mi cabeza la frase de un amigo médico ¡Estamos en guerra, Conrado, y no vemos por donde nos vienen las balas. Esta frase reforzó, aún más, mi inquietud por ayudar de manera desinteresada, como hacen los médicos. De está manera, se lo he transmitido a mis equipos, el espíritu y la pasión de la profesión médica.

He vivido y vivo la gran pasión y humanidad de esta profesión. Sigo sintiendo la angustia y la impotencia de la primera ola, los fantasmas de la segunda ola y, la angustia y desamparo en esta tercera ola.  Y, detalles tan sencillos y simples como una llamada de teléfono, les ayuda a expresar y a desahogarse un poco de la presión que viven diariamente. Son los héroes de nuestro tiempo, y no pueden descargar sus temores con sus familias. Por ello, me sorprende inmensamente, y les admiro profundamente, al verlos llegar a sus casas con una sonrisa y totalmente agotados.
Por lo tanto, la importancia de contar con un equipo implicado, con ganas de trabajar en un ambiente de confianza, ha sido una gran enseñanza. Nos ha permitido ver un futuro esperanzador y brillante. No obstante, el futuro próximo hará equipos muy dinámicos y unidos, caracterizados por la confianza y el placer de trabajar por una idea común.

Son los héroes de nuestro tiempo, y no pueden descargar sus temores con sus familias.

¿Por qué un Profesional sanitario debe contratar el seguro ÚNICO INTEGRAL de Uniteco?
La práctica de la medicina cada vez es más compleja. El profesional sanitario cada vez debe de ser más consciente que debe estar asesorado permanentemente, y debe de cubrir los posibles riesgos que se derivan del ejercicio de la profesión. De hecho, es la única profesión en la que no se permite un simple error.

El facultativo debe contratar un seguro “personal”, no un seguro de Responsabilidad Civil que cubra un ámbito de actuación o de los denominados de “compañía”. El seguro Único Integral de Uniteco, está pensado como un seguro “personal” de Responsabilidad Civil del médico. De hecho, esta póliza está caracterizada porque cubre un amplísimo espectro de situaciones, y siempre, el profesional va a encontrar una respuesta por parte del seguro. En definitiva, sería el equivalente a comparar un Hospital como la Paz a un Centro de especialidades de provincia.

Se sorprendería al ver la gama de reclamaciones que recibe un profesional sanitario, la rareza es el común denominador. Por lo que, un seguro al uso, no es suficiente para un profesional en los tiempos que corren.

Además, Uniteco exige, con mucha determinación, que los profesionales que atiendan a sus médicos tengan en su ADN una gran humanidad, dedicación.  En definitiva, devolverles el fantástico trato qué recibimos en los momentos más difíciles, cuando la desesperación asola la sala de urgencias, o la incomprensión de una enfermedad, es decir, la sensación de protección que nos trasmiten
De hecho, el seguro único integral conseguimos una tasa de éxito de un 95%. Este gran resultado se debe a la colaboración de todos los intervinientes en una reclamación.

El seguro Único Integral de Uniteco, está pensado como un seguro “personal” de Responsabilidad Civil del médico

¿Han aumentado las reclamaciones a los médicos en el 2020?
Sorpresivamente el año 2020, también se ha comportado de una forma anómala en cuanto a reclamaciones se refiere. Los meses de confinamiento debieran haber detenido la tendencia de incrementos de reclamaciones, a la que nos estamos acostumbrando.

Esperaba una tregua al reconocimiento y la labor de nuestros médicos, o eso sería lo que pensábamos en marzo, abril, mayo o junio, sin embargo, en julio y agosto, la avalancha de reclamaciones fue impresionante, con un incremento de un 144,4% de siniestros.  Además, los meses siguientes han seguido marcando la misma tendencia de años anteriores, marcando una tendencia anual superior al 10% en el año 2020. En especial, se ha visto retratado esta línea en las especialidades de Dermatología y Hematología, con un incremento de las reclamaciones del 400% y el 300% respectivamente.

Asimismo, las especialidades de Oncología y Medicina Interna han aumentado un 200% el número de reclamaciones, aunque, era de esperar. Los retrasos en los tratamientos a causa de la pandemia han pasado factura. Es más, estos porcentajes a nivel técnico son una auténtica barbaridad.

Dermatología es la especialidad que más ha aumentado en el número de reclamaciones, con un 400% más que el año anterior. Hematología es la segunda con un incremento del 300%

¿Está la figura del médico adecuadamente protegida?
Si los políticos se exigieran la décima parte de lo que se exige a los sanitarios, no habría políticos. Creo que se exige mucha responsabilidad a la profesión sanitaria, mucha tensión y un marco jurídico que no protege lo más valioso de esta profesión, la relación médico paciente. Esta relación en las últimas décadas se ha desnaturalizado. Se ha convertido en una relación médico-usuario, dando lugar, a la denominada medicina defensiva

¿Qué ventajas tiene un profesional que tiene contratado única integral frente a uno que no?
Único Integral es un producto que han ido haciendo los médicos, a través de 50 años, para convertirse en el “único del mercado” que cumpliría el ser un Seguro Personal para el profesional sin otra serie de adjetivos innecesarios

¿Cuál es el principal problema legal al que se enfrenta un sanitario? ¿Importancia de tener protección jurídica hoy en día?
El principal problema al que se enfrenta un sanitario es el desconocimiento de las normas que rigen su actividad sanitaria.

¡La cantidad de problemas que se quitarían!, con un conocimiento sencillo de cómo hacer un Consentimiento Informado o la herramienta más básica, de cómo hacer una correcta Historia Clínica. No me refiero a la parte médica, sino conocer cuál es la estructura que debe de contener, qué se debe indicar, y un montón de pequeños matices legales.

Los médicos deberían incorporar a sus planes formativos una adecuada dosis de realidad jurídica. Aunque, en un principio, pudiera considerarse una materia correosa, si se plantea de una forma práctico-teórica, pueden resultar muy adictivos.

Artículos relacionados:

María Peñas: “La relación médico-paciente no es paternalista se nota la desconfianza”

La relación médico-paciente ha cambiado a lo largo de los años. La visión paternalista y solidaria de los profesionales hacia a los pacientes se ha convertido en desconfianza y dudas hacia los diagnósticos emitidos por el profesional. Esta nueva realidad pone a los profesionales en una posición de riesgo para el ejercicio de su profesión. Además, con la aparición de la pandemia esta situación se ha agravado, poniendo al sanitario en una posición aún más vulnerable para el ejercicio de su profesión. María Peñas, Senior Claims Handler, Asesoría jurídica y Gestión de siniestros de RC en Uniteco Profesional desgrana y explica el nuevo panorama jurídico que se abre con la pandemia para el profesional sanitarios y su correcto y seguro ejercicio de la profesión. 

¿Cuál es el principal problema legal que se enfrenta un sanitario y qué importancia tiene tener protección jurídica hoy en día?
Las reclamaciones a los facultativos están incrementándose exponencialmente año tras año. Como todos sabemos, de la confianza total que se tenía antes a la profesión de médico, algunos pacientes han pasado a dudar de los diagnósticos y decisiones del profesional, y por ello, a reclamarcada vez más judicialmente. 

Por ese motivo, es muy importante que el médico cuente con profesionales especializados en la materia que protejan sus intereses con todos los medios posibles. Por ese motivotanto abogados como peritos deben conocer la temática concreta para poder defender de manera precisa al médico y que este pueda estar tranquilo. 

La protección jurídica del profesional es lo más importante y por eso debe de confiar su reclamación desde el momento inicial con profesionales expertos en la materia que sepan guiarlo por el mejor camino, dado que como se ha podido ver estos últimos años la relación médico-paciente ha dejado de ser muy paternalista y ahora se nota más la desconfianza por el paciente hacia el medico que ha hecho que las reclamaciones han ido aumentando. 

¿Está el profesional sanitario adecuadamente protegido?
Por desgracia se siguen produciendo situaciones de indefensión en las que pueden encontrarse los profesionales sanitarios en su día a día. Siempre aconsejamos que tengan un buen segurocon una cobertura con la que se sientan arropados y protegidos en todo momento. 

Actualmente, los médicos y demás personal sanitario están siendo objeto de las denuncias y demandas de pacientes de forma mucho más habitual que hace añosEn cualquier momento pueden verse inmersos en un proceso que puede ocasionarles perjuicios tanto económicos y profesionales como psicológicos por lo que podemos señalar es que, en este momento, más que en ningún otro momento anterior, es necesario que los profesionales sanitarios contraten un buen seguro de responsabilidad civil para que puedan verse protegidos hasta en la peor situación. 

 En el 2020 han aumentado las agresiones a sanitarios. ¿Esta situación se va a incrementar con los años o es fruto de la pandemia? ¿Qué debe saber un profesional ante una agresión?
Las agresiones de pacientes a médicos, tanto verbales como físicas, han aumentado por esa desconfianza de algunos pacientes a la que nos hemos referido al principio. Por ello, ante esa pérdida de respeto a la figura del médico, seguirán creciendo. Si bien, claramente, lpandemia ha tenido incidencia directa por cómo ha afectado personalmente a la población. 

Si un doctor sufre una agresión, lo primero que tiene que hacer es informar en el centro en el que presta sus servicios y, posteriormente, interponer denuncia en comisaría si los hechos tienen carácter de delito. Desde Uniteco Profesional aconsejamos a nuestros asegurados que se pongan en contacto con nosotros para poder realizar la gestión de la denuncia y asesorarles para que sepan si es un delito o una simple discusión. 

La pandemia ha sido una circunstancia excepcional que nos ha afectado a todos, pero quienes posiblemente han tenido que afrontar las situaciones más difíciles han tenido que ser lo sanitarios al tener que estar en primera línea y es ahí cuando la desesperación o la situación del momento han ocasionado estas situaciones desagradables por parte de los pacientes y/o familiares. 

No obstante, ante estas situaciones el sanitario deberá informar al centro y/o hospital donde trabaja de lo sucedido para ver si es posible adoptar alguna medida y en caso de ser una situación grave que pueda ser considerada como un delito acudir a interponer la denuncia en su comisaria más cercana. 

 ¿Es habitual las denuncias falsas a los médicos? ¿Que deben de hacer ante esta situación?
El paciente tiene derecho a reclamar siempre. Ante hechos ciertos, o ante los que pueden no serlo tanto. Por ello, siempre se ha de dar parte a la correduría o aseguradora para que puedan tramitar dicha denuncia y defender al facultativocon el fin de demostrar que por parte del profesional la actuación es correcta y lo manifestado por el paciente no tiene base. 

Una vez finalizado el procedimiento se puede valorar si denunciar al paciente por calumnias, pero tienen que ser hechos muy graves para que el procedimiento derivado de esa denuncia pueda tener viabilidad. 

La pandemia de Covid abre un nuevo horizonte a nuevas pandemias ¿Es necesario que los profesionales se adecuen a la nueva realidad que se avecina?
Van a tener que seguir desarrollando su capacidad de adaptación y de esfuerzo en esa nueva realidad que puede presentarse. Todos debemos sumarnos a ese retoen especial desde nuestro campo en el seguro de Responsabilidad Civil Sanitaria. 

Deberán adaptarse a esta realidad como toda la población ya que, el proceso para la vuelta a la normalidad tomara un largo tiempo.  

 ¿Qué le recomendarías a un médico que está presente en primera línea, y es consciente de la dureza de esta?
Antes tenemos que darles las gracias de nuevo por el gran trabajo que están llevando a cabo, a veces sin los medios necesariosEsa situación de dureza en la que viven su día a día hace necesario que reciban ayuda psicológica. 

Desde Uniteco Profesional, teniendo siempre como meta el apoyo al médico, se ha incorporado al Producto Único un servicio de ayuda psicológica.  

Tener un buen seguro de Responsabilidad Civil que se preocupe por élatienda todas sus dudas y ayude a solucionar sus problemasque sientan un trato personalizado ya que cada uno de ellos es un mundo y cada uno de sus problemas son diferentes. Ellos durante esta pandemia necesitan tranquilidad y poner su mente en un único objetivo: salvar vidas. 

 ¿Qué enseñanzas has obtenido con este año?
Este año nos ha enseñado a darnos cuenta de que somos capaces de adaptarnos a las circunstancias y que la calidad de nuestro trabajo no se ha visto afectada. Hemos seguido y seguiremos protegiendo a nuestros médicos, nuestro objetivo desde siempre. 

Asimismo, nos ha permitido valorar muchas más cosas, perosobre todo, que sin salud no es posible nada, por eso, es necesario proteger a nuestros héroes en todo momento, y en todas las situaciones posibles 

Realidades, retos y prevenciones legales de la profesión médica en 2021

Fue al principio de esta crisis cuando a algunos médicos y enfermeros de nuestros hospitales se les llamó la atención por llevar la mascarilla mientras atendían a sus pacientes. Esos sanitarios, que se tuvieron que quitar las mascarillas para no alarmar a los pacientes, no tardaron en verse protegiéndose del contagio con bolsas de basura.

Ramiro Urioste (DS Legal): «La pandemia nos sobrepasó a todos. Nos tuvimos que enfrentar a unos conceptos que desconocíamos totalmente»

 Llegaban enfermos, faltaban equipos y recursos, información y directrices. Comenzaba entonces la llamada primera ola, “un combate largo y en desigualdad”, en palabras de Ramiro Urioste, abogado de DS Legal, la firma española de referencia en derecho sanitario. El despacho comenzó entonces a recibir un aluvión de preguntas de los más de 30.000 médicos a los que asesora legalmente. La primera, relacionada con el vértigo ante lo desconocido y, el temor al contagio impulsó numerosas consultas sobre cuál era la mejor manera de protegerse física y legalmente ante la Covid-19.

Este primer punto derivó en la impotencia ante la falta de criterios unificados en los centros y en las  administraciones. En el final de la cadena estaba el médico, que tenía que tomar decisiones vitales como la asignación de respiradores o la prioridad de ingresos. Cuestiones, entre otras, que deberían venir marcadas por protocolos bioéticos. Asimismo, se tuvo que diagnosticar a personas mayores en residencias, sin historial médico y sin conocer al paciente. De esta manera,  y unidas a la alta presión hospitalaria y el estrés que generaba y genera, las necesidades básicas de los profesionales, ¿qué pasa con los descansos, los relevos, el intercambio de funciones e incluso de destinos profesionales en esta lucha contra la Covid-19?

El temor al contagio impulsó numerosas consultas sobre cuál era la mejor manera de protegerse física y legalmente ante la Covid-19.

Y, finalmente, médicos, enfermeros y auxiliares, vivieron y viven el miedo de poder contagiar a sus familias y seres queridos. Todo se resume en salvar vidas y vivir bajo riesgo durante un tiempo prolongado, una situación que puede producir estrés postraumático, ansiedad, y otros problemas de salud mental.

 Entonces, en aquellos primeros meses llamados “de duro confinamiento”, la saturación en las unidades de cuidados intensivos era de un 80%.  Hoy, cuando ya nadie aplaude y un nuevo confinamiento no suscita el acuerdo social unánime, dicha saturación se acerca peligrosamente al 60% en algunos hospitales. Muchos sanitarios siguen padeciendo algunos de los anteriores problemas, a los que suman algunos nuevos.

 Por otro lado, y, muy importante, quiere destacar Urioste, comienzan a recibirse las primeras reclamaciones por las decisiones tomadas durante los momentos más agudos de la crisis. Ese médico que ha tenido que tomar la decisión de actuar de una u otra manera ante un riesgo inminente, recibe ahora denuncias de familiares de víctimas.

Comienzan a recibirse las primeras reclamaciones por las decisiones tomadas durante los momentos más agudos de la crisis

 Los casos más habituales proceden de residencias.  Para David del Portillo, Director de Expansión de Uniteco Profesional, el problema estriba en la ley 40/2015 englobada en el Régimen Jurídico del Sector Público, y que, en su artículo 36, regula la obligación de la Administración de repetir contra el personal a su servicio los daños que hubiera tenido que pagar a un tercero por culpa grave o negligencia de su personal.

Este marco, consideran desde Uniteco, es muy lesivo para los médicos en el actual estado de la pandemia, puesto que les deja en una situación de desamparo ante el aumento de las cantidades económicas de las reclamaciones. Y, lo que es fundamental: la protección del seguro público de salud no contempla situaciones extraordinarias como la pandemia actual. Este supuesto sí se encuentra recogido ya en algunos seguros privados.

 La vacuna es el último caballo que ha llegado a esta batalla y suscita también muchos interrogantes entre el colectivo médico. De un lado, reconoce Ramiro Urioste, existen médicos (una ínfima minoría) que ni se quieren vacunar, ni quieren vacunar, porque consideran que puede ser malo para los pacientes.

 La vacuna es el último caballo que ha llegado a esta batalla y suscita también muchos interrogantes entre el colectivo médico

 Estos negacionistas pueden acogerse a la libertad de objeción de conciencia, basándose en el principio ético que rige la actividad, “no hacer daño”. No obstante, advierten desde DS Legal, ya hay hospitales y centros que están tomando medidas al respecto y las multas a sanitarios por no vacunarse pueden ir desde los 300 hasta los 3000 euros o, incluso, hasta la suspensión de la actividad.

En cuanto a los pacientes que no quieran vacunarse, es cierto que en principio la vacuna es voluntaria, pero el marco legal en España permite imponer la obligatoriedad de esta si no se llegasen a alcanzar los niveles de inmunidad necesarios. Es decir, si estuviese en riesgo la salud pública.

Artículos complementarios:

Te ayudamos a conocer los derechos salariales en caso de impago

Con motivo de la actual crisis económico-sanitaria que atraviesa nuestro país, derivada de la situación de pandemia, han surgido multitud de casos de incumplimiento contractual, por parte de los empleadores, a la hora de liquidar y abonar la totalidad de las percepciones económicas de los trabajadores, en dinero o en especie, por la prestación profesional de los servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan el trabajo efectivo, cualquiera que sea la forma de remuneración, o los periodos de descanso computables como de trabajo, esto es, el salario.

Es importante que los trabajadores conozcan la legislación básica que afecta a las percepciones económicas de los trabajadores

Ante esta situación, es importante que los trabajadores conozcan la legislación básica que afecta a esta materia, sin perjuicio de que, dependiendo de los casos, pueda ser ampliada de forma individual en los convenios colectivos de las empresas.

El Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 29, regula la liquidación y pago del salario.

Es importante tener en cuenta los pasos que hay que seguir para reclamar cualquier concepto salarial que no haya sido abonado, en el entendimiento de que se considera incumplimiento a partir del primer mes.

La reclamación se inicia, siempre dentro del plazo de un año desde que se produce el impago, con la preceptiva papeleta de conciliación ante los Servicios de Mediación competentes, y dicha cantidad se verá incrementada en un 10% correspondiente a intereses de demora recogidos en nuestra legislación y cuyo criterio de aplicación en las deudas laborales quedó unificado por la sentencia de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo, de fecha 17 de junio de 2014 (recurso número 1315/2013).

Hay que tener en cuenta los pasos que hay que seguir para reclamar cualquier concepto salarial que no haya sido abonado

Cumplido y celebrado este acto de conciliación previa sin acuerdo de las partes, el procedimiento continuaría en vía judicial, siguiendo los trámites del procedimiento ordinario de reclamación de cantidad regulado en los arts. 80 y ss. de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social.

Además de lo anterior, en el supuesto de impagos superiores a 6 meses de salario, el trabajador puede optar por iniciar una acción de reclamación por incumplimiento empresarial en cuyo caso procedería la resolución del contrato de trabajo con una indemnización equivalente al a preceptuada en los casos de despido improcedente.

Artículos relacionados: