Si haces caso a tu instinto médico, explícaselo bien al paciente por escrito

Hay veces que las pruebas diagnósticas solo muestran una patología, pero la experiencia y el instinto derivado de ella hacen que se acabe dando con la patología ‘escondida’. En este caso un traumatólogo trató una patología latente antes que la más evidente. La paciente no entendió que su doctor priorizara una operación sobre otra y acabó reclamando por un error en el tipo de intervención practicada por lo que se solicitó cuatro meses de prisión y dos años de inhabilitación para el ejercicio de su profesión.

Sigue Leyendo