Condena por falta de vigilancia ante alto riesgo de suicidio

Una de las hijas de una paciente demandó a la clínica donde estaba internada su madre, así como al único médico de esta. Esta paciente padecía un trastorno depresivo y adicción al alcohol, quitándose la vida tras un episodio de crisis con el cable del teléfono de su habitación. La demandante fundamentaba la denuncia por una negligencia en la valoración y adopción de medidas de seguridad, solicitando una condena solidaria de 600.000 euros. Sigue Leyendo