Sabías que…

Sabías que, ante cualquier percance, las coberturas de la Seguridad Social o de tu mutualidad de previsión social no son suficientes para cubrir tus gastos mensuales. Para garantizar tus gastos mensuales y que tu nivel de vida no se resienta en caso de infortunio, es necesario un seguro que cubra el capital que dejarías de percibir, a la medida de tu situación personal y profesional.