Las reclamaciones a testigos y peritos se multiplican, ¿está usted cubierto y bien asesorado?

Ser reclamado como testigo o como perito a un proceso judicial no es necesariamente una tarea sencilla. De una mera declaración podemos vernos envueltos en situaciones delicadas ante las que podemos recibir una reclamación. Estar bien asesorado y acompañado a la hora de declarar es vital para solventar positivamente esta situación.

En los últimos años se han multiplicado exponencialmente las causas por las cuales los médicos y profesionales del sector sanitario tienen que ir a declarar a distintos tipos de procedimientos, en cualquiera de sus jurisdicciones civil, penal, laboral, administrativo, militar, etc.

La mayoría de los profesionales que son llamados a declarar, creen que se trata de una actuación de mero trámite y de dar una versión de los hechos conforme ellos lo han vivido, acudiendo a los juzgados sin ser asesorados y confiando en la normalidad de la situación.

Si bien, es muy posible que la mayoría de casos esta sea la situación, la realidad de los juzgados tiene su propia idiosincrasia, se actúa y se interpretan nuestros hechos de manera diferente y pueden llevarnos a situaciones embarazosas y delicadas si no estamos bien asesorados.

Los abogados de las distintas partes tienen intenciones en la llamada de los testigos y peritos, así que una declaración que no se ajuste totalmente a la historia clínica o una respuesta que no sea aceptada por el paciente-reclamante, puede provocar como reacción una denuncia por falsedad testimonial o por falsedad documental si nos hubieran pedido un informe.

También en el ámbito penal, es de mayor interés ir asesorados pues puede ocurrir que no estar asesorado haga no estar alerta y que lo que primero era una llamada como testigo se convierta posteriormente en una llamada como imputado.

Prevención es salud y Prevención es protección
En Uniteco Profesional, que siempre está a la cabeza en la protección del colectivo profesional sanitario, abordó y analizó esta situación incluyendo dentro de los seguros que media la garantía de asesoramiento y acompañamiento de testigos y peritos, así como cubrir las posibles reclamaciones de terceros por las declaraciones de los profesionales sanitarios en juicios y vistas.

El asegurado a través de Uniteco Profesional tiene a su disposición un servicio exclusivo y personalizado donde con solo una llamada tienen a su disposición un departamento especializado en siniestros que le darán a los profesionales un primer asesoramiento, tranquilizando y facilitando las directrices para garantizar una mejor defensa. Inmediatamente pondrán al profesional en contacto con abogados especializados en derecho sanitario para un asesoramiento personalizado y acompañamiento si fuera necesario a las vistas y juicios.

Algunos ejemplos de reclamaciones tras haber comparecido como testigo o como perito en procesos judiciales:

1. Se reclamó a un oftalmólogo ayudante en una cirugía por presunta falsedad de declaración en juicio ordinario en el que había declarado.

2. Se reclama al perito en un caso de psiquiatría por elaborar informe sin haber realizado una valoración personal al paciente.

3. Se reclama a un médico de familia porque en la ratificación de un parte de siniestro entendía que a su juicio habían existido maltratos al paciente.

4. Se reclama por falsedad testimonial porque durante la declaración de un odontólogo no coincide la totalidad de la historia clínica con lo realmente declarado.

5. Se reclama a un perito porque tenía relación con una de las partes del procedimiento y no lo había puesto en conocimiento del juzgado.

1 Comentarios

  1. Peritajes y testificales es un terreno resbaladizo en el que no hay que confiarse. A veces pensamos que con declarar basta, pero no somos conscientes de las consecuencias que nuestras palabras pueden tener.

    Contesta

Dejenos su comentario.